Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Costa Rica ya no es la Suiza Centroamericana

| Viernes 11 abril, 2008


Costa Rica ya no es la Suiza Centroamericana


Al mencionar a nuestro país como la Suiza Centroamericana, término que utilizó mucho el ilustre costarricense Mario Sancho, siento nostalgia y tristeza por lo que se está viviendo en Costa Rica en todos los ámbitos. Actualmente matan a una persona por robarle un celular o una bicicleta. La corrupción se sigue dando en el sector público y también en el privado.
La sociedad costarricense vive una crisis de valores, como nunca, y muchos quieren hacerse ricos o tener dinero, con la ley del mínimo esfuerzo, buscan el dinero fácil del narcotráfico y de los negocios ilícitos.
En lo que se refiere al deterioro del medio ambiente, son cada vez más los daños irreversibles por la construcción de grandes urbanizaciones en Guanacaste y zonas costeras, sin los adecuados controles.
De las situaciones más críticas es la inseguridad ciudadana, ya no se vive con seguridad en las casas y mucho menos en las calles. Es de resaltar el esfuerzo de un grupo de ciudadanos, entre los que participan el Lic. Juan Diego Castro, por hacer conciencia sobre la problemática y para que el gobierno tome las medidas que correspondan.
En lo económico, nos regimos por la ley de los grandes números, y a lo que se da énfasis es a la estabilidad macroeconómica, no importa que crezca la brecha entre los que más tienen y los más pobres. Se propicia básicamente el crecimiento económico y con excepción de algunos programas, como Avancemos y el del bono de la vivienda, no se ve un esfuerzo integral para disminuir la brecha entre los que más tienen y los más desposeídos, y mejorar la situación de la clase media.
En cuanto a las decisiones y acciones de los políticos, siguen siendo poco transparentes.
Actualmente con la salida del ministro Berrocal se confirma lo poco transparente del actuar de los políticos, y sobre cuáles son las razones de fondo para su salida. Se siguen nombrando miembros de juntas directivas, ministros y en otros puestos no por la capacidad de las personas, sino por las relaciones e influencias.
Nos debemos preocupar, pero sobre todo ocuparnos todos los costarricenses, por que se resuelva la problemática antes mencionada, para lo cual se debe contar con el aporte del gobierno, la empresa privada, las asociaciones de trabajadores y la sociedad civil mediante acciones concretas que restauren la seguridad ciudadana, mejoren la calidad de la educación costarricense, se logre no solo crecimiento económico, sino el desarrollo económico que beneficie a la mayoría de los costarricenses y se propicie una sociedad más solidaria que se sustente en valores como la honestidad, transparencia, amor al próximo, la integridad, y la empatía.
Al estar la sociedad costarricense en crisis es el momento oportuno para definir un nuevo modelo de desarrollo que aspire a la prosperidad espiritual y material de todos los costarricenses y que tenga presente la interdependencia creciente de Costa Rica con otros países.
Es necesario al plantearnos el modelo de desarrollo que queremos, tener presente que el crecimiento económico, el bienestar social y la protección ambiental deben marchar unidos, en una relación permanente.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo