Enviar
Conductores buscan aplacar alzas en crudo por sus propios medios
Consumo de combustibles cae

• Reducción se dio pese a que flota vehicular aumenta en 60 mil unidades por año

• Gobierno apuesta a biocombustibles para reducir dependencia del crudo

Danny Canales
[email protected]

La crisis en los precios del petróleo está modificando la conducta de manejo de los costarricenses.
Conforme aumenta el costo de los derivados del crudo en el mercado internacional, los conductores optan por utilizar menos su auto.
Sin embargo, paradójicamente, también está aumentando la compra de carros, lo que lleva al país a importar más petróleo.
Ambas conclusiones trascienden de un estudio de consumo de combustibles elaborado por el Ministerio del Ambiente y Energía (Minae).
En los últimos cuatro años al agudizarse la crisis petrolera, el consumo de gasolinas (súper y regular) por persona ha caído un 25%, revela el análisis.
En el caso del diésel, la reducción fue del 5% entre 2000 y 2006.
Pero paralelamente se encontró además que la importación de autos creció un 64% desde 2000.
Para el análisis, el Minae actualizó la información sobre la flota automotriz, los datos de importación de vehículos y las ventas de combustibles.
Como principal hallazgo el estudio encontró que cada conductor consumió durante el año pasado 260 litros de gasolina menos que hace cuatro años.
Mientras en 2004 cada vehículo particular consumía 1.270 litros por año, el año pasado se redujo a 1.010 litros por auto.

En cuanto al diésel, su uso cayó de 4.300 litros por vehículo al año en 2000, a 4.100 litros anuales en 2006.
La razón de la reducción en el consumo de los carburantes responde al aumento del 100% que registró el precio internacional del petróleo.
En diciembre de 2004 cada barril de crudo se cotizaba en cerca de $51 y el año pasado cerró rondando los $100. Ayer cerró en $107,9 y rompió el récord en la Bolsa de Nueva York.
En el ámbito local, la gasolina regular —la de mayor consumo— pasó de ¢340 a ¢559 en ese mismo lapso, en tanto el diésel subió de ¢254 a ¢513.
Sin embargo, la reducción en el consumo de gasolinas y diésel por persona no se traduce en una caída en la importación de crudo.
Lo anterior se explica al analizar el incremento acelerado en la compra de vehículos. Por año se están importando 60 mil unidades.
Las bajas tasas de interés —que van desde el 4,2%— y los amplios plazos para pagar es lo que ha aumentando la compra de autos, según Liliana Aguilar, directora de la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria.
Lo anterior ha llevado a la flota automotriz en el país a superar el millón cien mil unidades, lo que equivale a un auto por cada cuatro personas.
A ese aumento en el número de carros es a lo que se le atribuye parte del incremento en 200 mil barriles de combustibles que se importarían de más este año con relación al anterior.
Como respuesta a las conclusiones del estudio, el Minae impulsará un plan para tratar de reducir la dependencia del c
rudo que tiene el país.
“El plan comprend
erá campañas para estimular el uso eficiente de energía y el empleo de biocombustibles”, expuso Roberto Dobles, titular del Minae.
En cuanto al plan de biocombustibles, la expectativa del gobierno es ponerlo en marcha para fin de año.
Actualmente el Minae está en reuniones con los sectores agrícolas que participarán en el plan.
En su etapa inicial el proyecto comprenderá una mezcla de hasta un 10% de etanol en las gasolinas y un 5% de biodiésel en el diésel.
El etanol se elabora a base de caña de azúcar, yuca o sorgo, en tanto que el biodiésel de palma africana, higuerilla, jatrofa o maíz.









Ver comentarios