Enviar
Realización de ferias y ablandamiento de tasas ayudan a reanimar ambos sectores
Consumidores en busca de casa y carro
Personas están más dispuestas a solicitar financiamiento y gastar ahorros para compra de bienes duraderos

Los costarricenses están visitando nuevamente las ventas de autos y residenciales. Ya el temor al gasto en estos bienes duraderos quedó atrás, lo cual es constatado por las empresas que se mueven en esos sectores.
La baja inflación, estabilidad en tasas de interés y optimismo con el cambio de gobierno generan la confianza para adquirir este tipo de bienes, de acuerdo con los datos que destacan en la XXVI Encuesta de Confianza del Consumidor publicada ayer por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.
Esta situación contrasta con la vivida hace un año, cuando las ventas en ambas áreas estaban prácticamente estancadas y la situación económica mundial motivó a los bancos a asumir una posición poco flexible para otorgar créditos.
Esto afectaba ambos negocios, que dependen mucho de los préstamos que puedan dar las entidades financieras.
Tal es el caso del sector inmobiliario; quienes construyen requieren un préstamo, y quienes compran también. En la medida en que las tasas de interés sean más asequibles, mayor movimiento tendrá el mercado.
“Realmente la confianza ha estado excelente. Durante el primer semestre del año pasado la gente estaba temerosa, pero en este momento hay muy buena disposición de compra. Además, los bancos cambiaron de posición y están más flexibles. Eso se puede notar en la cantidad de casas que estamos construyendo en nuestros residenciales”, aseguró Luis Pérez, gerente de Mercadeo de Vivicon.
Ese beneficio rige también para la venta de vehículos. Un ejemplo fue la reciente Expomóvil, feria en la cual los bancos ofrecieron promociones como tasa fija por una cantidad determinada de años, y facilidades que no se presentaron durante 2009 a las personas que querían adquirir auto.
“El consumidor se encuentra más seguro en invertir en la compra de un automóvil nuevo. Expomóvil fue un claro ejemplo, en nuestras salas de ventas podemos ver ese comportamiento”, aseveró Jorge Ramírez, director de Purdy Motor Costa Rica.
El Indice de Confianza del Consumidor (ICC) es un indicador trimestral que mide la voluntad de las personas para comprar bienes o servicios.
De noviembre de 2008 a la fecha, pasó del pesimismo a una situación de optimismo —aunque no de bonanza—, y ya llegó a un punto de estabilidad, posiblemente a la espera de las primeras decisiones que tome el nuevo gobierno, indicó Johnny Madrigal, investigador responsable del indicador.
Por lo menos, el temor que generaba entre las personas de perder el empleo por culpa de la menor actividad económica ya se redujo, aunque los desempleados aún ven difícil reubicarse en un trabajo para el cual están calificados.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios