Consumidores ayudan a que se contraiga menos el PIB de EE.UU.
El riguroso clima invernal y las demoras en los puertos que atentaron contra el crecimiento a comienzos de año han cedido su lugar a aumentos en el gasto de los consumidores y la vivienda en Estados Unidos. Bloomberg/La República
Enviar

Consumidores ayudan a que se contraiga menos el PIB de EE.UU.

 La economía más grande del mundo se contrajo en el primer trimestre, solo que no tanto como se calculaba anteriormente, con la ayuda de un mayor aumento del gasto de los consumidores.
El producto interno bruto cayó a una tasa anualizada de 0,2%, menos que el 0,7% informado originalmente, mostraron los datos del Departamento de Comercio el miércoles en Washington.
Esta cifra coincidió con la mediana de pronósticos de 76 economistas que participaron en una encuesta de Bloomberg.
El riguroso clima invernal y las demoras en los puertos que atentaron contra el crecimiento a comienzos de año han cedido su lugar a aumentos en el gasto de los consumidores y la vivienda, apuntalando las proyecciones de la Reserva Federal de que el revés fue temporal.
Sin embargo, sigue habiendo bolsones de debilidad en tanto la baja del precio del petróleo continúa obstaculizando la inversión en la industria energética y un dólar firme restringe las ventas mundiales.
“Lo que vemos aquí convalida la historia de que la debilidad del primer trimestre fue transitoria”, dijo Michael Feroli, economista jefe estadounidense de JPMorgan Chase Co. en Nueva York, que pronosticó correctamente el PIB. “El consumidor está volviendo a un crecimiento general respetable”.
Los futuros de índices accionarios mantuvieron las bajas anteriores tras el informe, indicando que el Índice Standard Poor’s 500 interrumpirá un avance de dos días, en tanto los inversores prestaron atención a los acontecimientos que se suceden en Grecia. El contrato sobre el S&P 500 con vencimiento en septiembre cayó 0,2%.
Los cálculos de los economistas oscilaron entre una baja de 0,5% y un aumento del 0,4%. La economía creció a un ritmo de 2,2% de octubre a fin de diciembre.
“Parte de esa debilidad probablemente fue resultado de factores transitorios”, dijo la semana pasada la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en una conferencia de prensa luego de que los funcionarios se reunieran para analizar las perspectivas de la política monetaria.
“Pese a un primer trimestre flojo, los indicadores fundamentales que sustentan el gasto de los hogares parecen favorables y la confianza de los consumidores sigue siendo firme”.
Las autoridades del banco central dieron a entender que un repunte de la economía las haría mantener la idea de elevar las tasas de interés este año, aunque los aumentos subsiguientes probablemente sean más graduales de lo que se preveía anteriormente.
Este fue el tercer registro de PIB para el trimestre. Las actualizaciones futuras se harán una vez al año en julio, cuando se disponga de datos más detallados.
El primer cálculo del PIB del segundo trimestre también está programado para el 30 de julio.
La economía crecerá a una tasa de 2,5% de abril hasta fin de junio y promediará un 3% de crecimiento en la última mitad del año, de acuerdo con la mediana de proyecciones de los economistas encuestados por Bloomberg entre el 5 de junio y el 10 de junio.

Bloomberg
 

 

Ver comentarios