Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Condiciones externas exigen actuar

Miguel Angel Rodríguez [email protected] | Lunes 14 octubre, 2013


Las circunstancias externas exigen que el proceso electoral propicie un acuerdo nacional sobre las grandes líneas de políticas públicas para enfrentar tan importantes retos


Condiciones externas exigen actuar

El Fondo Monetario Internacional acaba de publicar sus Perspectivas de la Economía Mundial de octubre 2013. Y sus previsiones deben merecer nuestra reflexión y sobre todo nuestra acción.
He venido señalando durante los últimos meses las preocupaciones que surgían, primero, de la política monetaria de altas tasas de interés del año pasado y la acumulación de reservas y pérdidas del banco central, luego por la desaceleración de nuestra producción, el crecimiento del desempleo y la desigualdad, después por la disminución de las exportaciones y el continuado deterioro de la situación fiscal.
También he comentado como el contorno de la economía mundial se tornaba hostil con la cercanía de una política monetaria más restrictiva en los Estados Unidos y un menor crecimiento de las economías en desarrollo. Además, tendremos que enfrentar condiciones negativas sin disfrutar de la posición sólida que ostentábamos cuando nos alcanzó la Gran Recesión en 2008.
Las proyecciones del FMI ponen sal sobre la herida. Hace seis meses el FMI pronosticó para este año 2013 una disminución de 0,2 puntos en la tasa de crecimiento de la producción mundial y de igual magnitud en la de los mercados emergentes y en desarrollo. Para América Latina y el Caribe la previsión fue de una disminución del crecimiento de 0,3 puntos para dejarlo en 3,4%.
Actualmente se proyecta para América Latina y el Caribe un crecimiento menor en 0,7 puntos a la estimación de abril. Para el mundo la perspectiva vigente del FMI implica una caída en la tasa de crecimiento para este año de 0,4 puntos y para el conjunto de las economías emergentes y en desarrollo la disminución del crecimiento estimada es de 0,8 puntos. China disminuye su crecimiento en 0,4 puntos. Tanto para la economía mundial como para las naciones emergentes y en desarrollo el crecimiento que ahora se estima para 2013 es inferior al del año pasado.
Para las economías avanzadas no estima el FMI variación en su crecimiento en comparación a la estimación de abril, que además es igual a la de 2012. Pero esto esconde importantes diferencias en su composición. La tasa de crecimiento en EE.UU. se prevé ahora en octubre menor a la de abril en 0,3 puntos y menor a la de 2012 en 0,6 puntos.
El impacto en Costa Rica de estos cambios de la economía mundial y en nuestros principales socios comerciales, se destaca en el comercio mundial que disminuye su crecimiento para este año del bajo 2,2% estimado en abril, a solo el 1,5%.
Nada de esto considera el perjuicio que se produciría en los mercados financieros internacionales si el empate político que se da en los EE.UU. lo lleva a incumplir su atención de la deuda pública.
Estas circunstancias externas exigen que el proceso electoral propicie forjar un acuerdo nacional sobre las grandes líneas de nuestras políticas públicas para enfrentar tan importantes retos. Debemos recordar que ya no tenemos la boyante situación fiscal, de endeudamiento público, de flexibilidad cambiaria, de empleo que nos permitieron sufrir con daños leves la Gran Recesión.

Miguel Ángel Rodríguez