Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Con las manos en los bolsillos

| Lunes 06 octubre, 2014


Si con la máquina que trajeron de Alemania, las placas nuevas cuestan unos ¢5.000, entonces hay una ganancia de ¢10.000. Multiplique por 1.500.000 de vehículos y el resultado es un montón de plata


Con las manos en los bolsillos

Al pasar por un lugar frío como Zarcero, usted notará que toda la gente anda con las manos metidas en los bolsillos del pantalón.
De esta misma manera, tenemos que andar todos los días los ciudadanos de este país, ya que de cualquier manera los gobiernos, nos quieren sacar la plata.
A pesar de que las placas vehiculares estaban en buenas condiciones, a alguna mente perversa se le ocurrió que tenemos que cambiarlas, claro, después de pagar ¢15.000.
Si con la máquina que trajeron de Alemania, las placas nuevas cuestan unos ¢5.000, entonces hay una ganancia de ¢10.000.
Multiplique por 1.500.000 de vehículos y el resultado es un montón de plata que pagaremos todos.
Otra chapuza: En el ICE y en RECOPE, se equivocaron al comprar búnker gourmet para las plantas de producción de electricidad, en la bicoca de ¢10.000 millones, pero ahora, pretenden aumentar las tarifas para pagar nosotros sus tortas. ¿Y los ejecutivos y las juntas directivas? …¡Muy bien, gracias!
La empresa canadiense Infinito Gold demandó a todos los costarricenses, en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, CIADI, por el incumplimiento contractual con el proyecto CRUCITAS, por $100 millones.
En el aire se esfumaron los izquierdistas, sandalistas y ayunantes y como siempre los responsables de todos estos desmadres y chapuzas nos dicen: ¡Muy bien, gracias!
Otras tres linduras:
Primera: 16.000 empleados públicos reciben mensualmente un salario superior a $10.000, o sea ¢5 millones.
Segunda: En Estados Unidos construir una milla (1.600 metros) de carretera, de cemento a cuatro carriles, cuesta $10 millones; en Costa Rica un kilómetro (1.000 metros) de carretera, de asfalto y a dos carriles nos cuesta $ 25 millones…
Tercera: Con los $94 millones que todos pagamos anualmente por préstamos que no se usan, se podría construir un hospital nuevo, como el de Heredia… cada año.
Es mejor que mantenga sus manos en los bolsillos, porque a alguien se le ocurrirá alguna otra forma de sacarle su platita, para pagar tanta chapuza y tanto despilfarro.

Eloy Alfaro Altamirano
Abogado