Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Compren colones

| Jueves 21 febrero, 2008


Compren colones


Compren colones y vendan dólares. Esta sería la recomendación para todo aquel interesado en incursionar en el rentable mundo de la especulación. En el corto plazo, el valor del dólar con respecto al colón caerá, una vez que el Banco Central de Costa Rica (BCCR) decida ampliar las bandas, decisión que no conoceremos anticipadamente, entre un 10% y un 20%, con lo cual el tipo de cambio se ubicará en niveles cercanos a ¢450 y ¢400 por cada dólar, respectivamente. Sin embargo, en la práctica, la magnitud de la caída dependerá de cuántas personas estén interesadas en ganar plata con la variación esperada del tipo de cambio. El problema de la especulación es muy serio, como bien lo expuso el presidente del BCCR: “Si alguien dice que no le importa el tipo de interés porque está previendo una apreciación del colón, que es donde tendrá una ganancia, entonces no hay tasa que influya o impida el ingreso de esos flujos.”
Hace casi 200 años, el barón Nathan Rothschild diseñó una estrategia que le permitió amasar una inmensa fortuna. Su sabio consejo, que ha servido como guía para todo especulador financiero que se respete, se resume en la célebre frase cuya autoría se le atribuye: “compren mientras haya sangre en las calles”. La manera más rentable de hacerlo es cuando se cuenta con información privilegiada: conocer un dato importante antes que todos los demás.
Según relata la historia, el barón Rothschild aprovechó su información privilegiada acerca de la derrota de Napoleón en Waterloo (se enteró antes que todos los demás) para crear un pánico en el mercado británico al vender apresuradamente sus inversiones y difundir abiertamente la falsa noticia de que Napoleón había derrotado a Inglaterra. Una vez que logró manipular al mercado para que los precios cayeran, virtualmente compró toda Inglaterra por unos pocos centavos y, de esa manera, realizó una ganancia descomunal.
Con la última ampliación de las bandas cambiarias muchos especuladores que le apostaron a la apreciación del colón realizaron ganancias multimillonarias. Al mismo tiempo, aquellos que le apostaron al dólar enfrentaron pérdidas equivalentes. Para no tropezar dos veces con la misma piedra, y derramar más sangre en las calles (entendiendo derramar sangre como perder plata por concepto de una variación en el tipo de cambio), es necesario deshacernos, en el corto plazo (en el mediano y largo plazo la recomendación se podría revertir), de todos nuestros dólares y comprar colones. Al hacerlo, contribuiríamos a manipular el mercado para que la caída en el tipo de cambio sea mayor y maximizaríamos nuestras ganancias potenciales. Por supuesto, para que todos podamos ganarnos unos cuantos pesos necesitamos que el BCCR amplíe los límites de las bandas cambiarias o, simplemente, que libere el tipo de cambio para que sea determinado por el mercado. Alternativamente, el BCCR podría seguir mi consejo de dolarizar nuestra economía para detener el derramamiento de sangre cambiario.

Luis E. Loría Rojas
Investigador IICE-UCR
[email protected]