Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



HARVARD


Cómo ganarse la confianza de su equipo

Melissa González [email protected] | Miércoles 08 octubre, 2014



HARVARD

Cómo ganarse la confianza de su equipo

Cuando los empleados confían en su gerente, es más probable que sigan adelante con las metas y que sean más abiertos con los retos. Por eso es importante reforzar su confiabilidad.

1. Establezca una conexión. Conozca a la gente de su equipo y permita que lo conozcan.

2. Aliente en lugar de ordenar. Delegue tareas y conceda la mayor autonomía posible, pero deje en claro sus expectativas, y sus métricas de rendimiento.

3. Asuma la culpa, pero dé reconocimiento. Demuestre que todos están trabajando para alcanzar metas compartidas y no por sus intereses personales. No tenga favoritos.

4. Demuestre que es competente. Si no es bueno en su trabajo, olvídese de que sus empleados confíen en usted. Actualice sus propias habilidades y cumpla los compromisos. Haga preguntas y exprese deseo por aprender.


Gánese a alguien pidiéndole consejos
Pedir consejo es una forma poderosa de ganarse a alguien. Ya sea que esté negociando un aumento o intentando ganar apoyo para una propuesta, el simple gesto de pedir consejo puede hacerlo más agradable, fomentar que su contraparte vea su perspectiva y reunir compromiso. Y la belleza de este enfoque es que cuesta muy poco. Cuando pide consejo a un oponente, halaga a la persona valorando sus opiniones y experiencia. Por ejemplo, antes de empezar a presentar su caso en una negociación, haga preguntas a la otra persona. Permítale experimentar la “alegría de hablar”. Pedir consejos también pone a la otra persona en sus zapatos. Verá su perspectiva y comprenderá más su causa. Hacer esto puede transformar sus adversarios en defensores.

Que las emociones de los demás le impidan negociar
Antes de ir a una negociación, determine con qué tipo de persona o personas está intentando negociar. Hay tipos de contrapartes con las que debe negociar, aunque parezca contradictorio y difícil. Un ejemplo es una contraparte emocional. Los conflictos vuelven sensibles a las personas, pero esto no debería impedir que alcance un trato. Una vez que el conflicto es identificado y encarado, y que se permite que las partes se desahoguen, los sentimientos normalmente se disipan. Algunas personas y culturas simplemente son más expresivas que otras. Y algunos negociadores usan las emociones estratégicamente para influenciarlo. Reconozca la emoción, pero no permita que le impida negociar.


TEMAS DE CONVERSACIÓN

El dinero importa más para el bienestar en países ricos
Contrariamente a la creencia popular, el nivel de satisfacción de las personas con respecto al dinero y los aspectos materiales de la vida tiene un impacto más fuerte sobre su bienestar subjetivo en los países más ricos que en las naciones más pobres, según encuestas de Gallup entre adultos de 158 países.
En las sociedades desarrolladas, el dinero es crucial para vivir cómodamente, mientras que en las áreas pobres y rurales, a veces se puede obtener techo y comida sin dinero, mediante el trueque o la agricultura de subsistencia.

Las mujeres negocian mejor a su favor
En un experimento, pocas mujeres que solicitaron trabajo de asistente administrativa entraron a negociaciones salariales, y entre las que sí lo hicieron, fueron más las que negociaron a la baja en lugar de al alza, dicen Andreas Leibbrandt, de la Universidad Monash, en Australia, y John A. List, de la Universidad de Chicago.

Melissa González