Comercio recibirá fin de año con inventarios reducidos
Enviar
Comercio recibirá fin de año con inventarios reducidos
Consumidor se enfrenta a una menor variedad de productos en vitrinas, un índice mayor de mercaderías agotadas y la posibilidad de no conseguir los artículos que está buscando

El momento en que llegó la crisis económica al país afectó el ciclo de inventarios del comercio.
Hoy, muchas de las ventas navideñas aún tienen mercancías rezagadas del año anterior, y si bien
también hay nuevas, son los menos a causa de la cautela de los importadores.

Esto se puede comprobar con el dinamismo que presenta la estadística de importación, que demuestra
una caída cercana al 31% si se comparan las cifras de setiembre de este año, con respecto a las del
mismo mes del año pasado. El impacto de ello sobre el consumidor es el de una menor variedad de productos en vitrinas, un índice mayor de mercaderías agotadas y la posibilidad de no conseguir los artículos que se están buscando si no se sale con suficiente tiempo.
En el caso del sector comercial, la actividad decayó a partir de mayo anterior; y por ello el pronóstico para este año es percibido con temor.
Junto con la construcción, el comercio es de los sectores más sensibles a la contracción económica
que se vive en todas las latitudes.
De hecho, son muy pocos los casos donde se experimenta crecimiento, o al menos sostenibilidad
en las ventas con respecto a temporadas anteriores.
“Las empresas agotaron el inventario que tenían disponible y dejaron de poner órdenes nuevas
para primero consumir lo existente.
En los últimos meses han venido repuntando las órdenes nuevas, pero los niveles no son comparables
con los que teníamos para estas fechas en años anteriores”, comentó en ese sentido Mario Martínez, gerente comercial de Grupo Holding Tical.
Las áreas relacionadas con la tecnología, el entretenimiento y los bienes suntuarios son de las que
experimentan más dificultades en salir.La razón que justifica este fenómeno es la cautela de los empresarios, que ya no importan los mismos volúmenes de mercadería, ante la demanda incierta.
Con anterioridad, la estrategia era traer más de lo que se estaba vendiendo y aumentar de esa forma
las ganancias. Hoy, se trae lo que se va terminando a simple manera de sustitución.
“No veo bien el último trimestre.
Es cierto que existen indicios de un poquito de recuperación, pero siempre nos vamos a mantener
en una situación general negativa”, consideró Julio Barquero, gerente de Yamuni.
En medio de la incertidumbre y las sombras con respecto a la forma como se desenvolverá el mercado,
también existen casos en los cuales se pronostican crecimientos.
Si bien los índices de confianza han comenzado a mejorar, ésta se mantiene aún por debajo de los niveles normales.
Por ello en el corto plazo, los pronósticos son de cautela, el inventario del país para Navidad es
menor que el del año anterior ante lo cual las promociones acompañarán a la temporada, para calentar
un poco el frío ambiente de esta época festiva.



Daniel Chacón
[email protected]

Ver comentarios