Enviar
Colombia enfrenta caos
Violencia en Medellín deja 1.250 víctimas de asesinato

El Gobierno de Estados Unidos expresó ayer su preocupación por la violencia en ciudades colombianas como Medellín, donde en lo corrido de 2010 se han presentado 1.250 asesinatos, y anunció más apoyo a la policía para enfrentar a las bandas criminales dedicadas al narcotráfico.
Dann Foott, director antinarcóticos de la embajada de EE.UU., señaló a periodistas que se apoyará a la Policía Nacional de Colombia con “equipos, recursos y fortalecimiento de la seguridad en las unidades”.
El diplomático indicó que el Gobierno de su país está preocupado por la creciente presencia de las bandas criminales vinculadas al narcotráfico y su accionar en las principales ciudades de Colombia.
“Como no hay carteles grandes, como los había hace muchos años, nos preocupamos que las Bacrim (bandas criminales) puedan organizarse mejor”, dijo.
Foott explicó que como ya no existen los grandes carteles del pasado, como el de Medellín o el de Cali, ese negocio ilegal se dispersó en pequeños grupos que quieren mantener un control territorial en esas ciudades.
“En mi sección estamos trabajando mucho con el general (Óscar) Naranjo (director de la Policía de Colombia) para tratar de aumentar la capacidad” de la policía en la lucha contra esas bandas criminales, añadió.
Asimismo, indicó que seguirá la cooperación con las autoridades colombianas.
“El Gobierno de Estados Unidos no dará tregua en temas como erradicación y fumigación de cultivos ilegales para derrotar a las bandas criminales que al encontrar formas de abastecimiento buscan incrementar su poderío hacia el exterior”, puntualizó.
El personero de Medellín, Jairo Herrán, señaló el fin de semana en entrevista con Efe que 2.266 personas habían abandonado sus hogares acosados por la violencia, mientras que los asesinatos ascendían a 1.250, al 31 de julio pasado.
La Personería de Medellín, dependiente de la Alcaldía, “ha documentado más de 400 agrupaciones ilegales y de ellas unas 200 están activas, con un total de 5 mil miembros”, dijo Herrán.
Se trata, afirmó, de bandas “conformadas por paramilitares que no se desmovilizaron, por ex paramilitares que entraron a programas de reinserción del Gobierno, por nuevos delincuentes y muchachos reclutados”, un drama en el que el narcotráfico siempre está detrás.
El director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, visitó el sábado Medellín con la intención de buscar solución a este descontrolado conflicto, y se espera que en los próximos días haga lo propio el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
Varios miles de personas se manifestaron el pasado viernes contra las bandas armadas que se disputan el control de territorios y de actividades ilegales en la conflictiva Comuna 13 de Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia.

Medellín
EFE


Ver comentarios