Enviar
Relaciones con Ecuador y Nicaragua siguen tensas
Colombia avanza con Venezuela

Quito aún no ha respondido a una misiva que Bogotá envió solicitando la normalización de los lazos diplomáticos

Bogotá
EFE

Mientras que Colombia y Venezuela superan poco a poco sus diferencias por el ataque militar colombiano a un campamento guerrillero en territorio ecuatoriano, la polémica sigue encendida con Ecuador y Nicaragua a falta de tres días para la reunión de cancilleres de la OEA.
Tras la llamada que le hizo la noche del jueves al presidente colombiano, Álvaro Uribe, su colega de Venezuela, Hugo Chávez, la primera desde noviembre, el viernes les tocó el turno a los cancilleres Fernando Araújo y Nicolás Maduro.
El venezolano Maduro le ratificó en una llamada a su colega colombiano el pleno restablecimiento de las relaciones bilaterales, que quedaron técnicamente rotas durante la crisis generada por la incursión militar de Colombia en Ecuador del pasado 1 de marzo.
Según Araújo, que calificó de “positiva” la llamada de Maduro, su país y Venezuela restablecerán las relaciones al nivel que tenían antes del 21 de noviembre, es decir cuando Uribe y Chávez se enemistaron porque el primero sus
pendió la autorización para que el segundo facilitase un acuerdo humanitario con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En la conversación de la noche del jueves, los dos presidentes, que hicieron las paces en la Cumbre del Grupo de Río en Santo Domingo, ratificaron su voluntad de “restablecer las mejores relaciones entre los dos gobiernos y la confianza entre los gobernantes”.
Con el mismo clima de concordia varios artistas, por iniciativa del cantante colombiano Juanes, convocaron el concierto “Paz en la frontera” que se celebrará el domingo en el puente internacional Simón Bolívar, que une Colombia y Venezuela.
Juanes, junto con el venezolano Ricardo Montaner, el dominicano Juan Luis Guerra, el colombiano Carlos Vives, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco y los españoles Alejandro Sanz y Miguel Bosé ofrecerán este concierto gratuito para celebrar el fin del conflicto diplomático.
El mismo nivel de acercamiento no se ha logrado todavía con Ecuador, cuyo presidente Rafael Correa aún no ha precisado cuándo reanudará las relaciones diplomáticas con Colombia, rotas a partir del bombardeo que causó la muerte a unas 26 personas, incluido un líder de las FARC, Luis Edgar Devia, “Raúl Reyes”.
Después de acusar a Co
lombia de no controlar su frontera sur, Correa ha arremetido ahora contra Estados Unidos y España en reacciones a comentarios del Departamento del Estado y un artículo periodístico de un diario de Madrid que le vinculan con las FARC. “Les damos autorización para que entren en nuestras frontera norte. Hoy tratan de ganar con gobiernos que están muy lejos de la realidad. Traiga señor Bush (George W., presidente de Estados Unidos) sus soldados, que sean sus soldados los que mueran en la frontera sur colombiana”, dijo Correa en una declaración divulgada el viernes por la Presidencia.
Además, el Gobierno de Ecuador insiste en que espera que la Organización de Estados Americanos (OEA) condene a Colombia por violar su territorio en la reunión de cancilleres que tendrá lugar el próximo lunes en Washington.
María Isabel Salvador, canciller ecuatoriana, señaló que las relaciones no se restablecerán hasta que se recupere la confianza en el Ejecutivo colombiano.
Ecuador aún no ha respondido a una misiva que Colombia le envió solicitando la normalización de las relaciones diplomáticas lo más pronto posible.
En el caso de Nicaragua, que se sumó al bando de Ecuador y Venezuela durante la crisis que amenazó con provocar un conflicto armado, si bien el presidente Daniel Ortega anunció en la Cumbre del Grupo de Río que anulaba su decisión de romper relaciones con Colombia, esta semana tomó una decisión que ha causado malestar en el Ejecutivo colombiano.
El canciller Araújo desestimó el viernes la decisión de Ortega de crear por decreto un área especial de pesca de 200 millas náuticas en el Caribe que se sobrepone sobre el meridiano 82, que desde 1929 fija el límite marítimo en los dos países.
El Gobierno colombiano anunció esta semana que hará respetar la soberanía del país por la vía diplomática y sin llegar a “medidas extremas”, a la espera de que el Tribunal Internacional de La Haya se pronuncie sobre una demanda nicaragüense acerca de los límites con Colombia.
El lunes el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, presentará a los cancilleres el informe de la comisión del organismo que viajó, con él a la cabeza, a Colombia y Ecuador para saber cómo fue la incursión militar que generó la crisis diplomática.

Ver comentarios