Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



GLOBAL


Chrysler llega a acuerdo provisional con sindicatos

| Jueves 11 octubre, 2007



Chrysler llega a acuerdo provisional con sindicatos

Empleados organizaron huelga que se pronlongó durante cinco horas

Washington
EFE

La dirección de Chrysler y el sindicato United Auto Workers (UAW) llegaron ayer a un acuerdo provisional sobre el convenio colectivo, apenas cinco horas después de que los empleados de las factorías en Estados Unidos iniciaran una huelga indefinida.
Poco antes de las 22.00 GMT de ayer, el vicepresidente del consejo de administración de Chrysler, Tom LaSorda, señaló a través de un comunicado, que las dos partes habían llegado a un acuerdo provisional -pendiente de la ratificación por los trabajadores-, que afectará a unos 45 mil empleados de la empresa automotriz.
Chrysler y UAW se han negado a revelar detalles del acuerdo aduciendo que primero tiene que ser comunicado a los trabajadores del fabricante.
Pero LaSorda dijo que “el acuerdo incluye un memorando de entendimiento para establecer un fondo independiente de prestaciones sanitarias para jubilados así como otros cambios al acuerdo nacional”.
El directivo de Chrysler también señaló que “el acuerdo nacional es consistente con el modelo económico y equilibra las necesidades de nuestros empleados y la compañía al proporcionar un marco que mejore nuestra competitividad industrial a largo plazo”.
El acuerdo provisional pone punto final a cerca de cinco horas de huelga, que algunos pensaban se podía prolongar durante semanas y que habría afectado no sólo las plantas estadounidenses de Chrysler sino también las que el fabricante tiene en Canadá y México.
Chrysler Canadá advirtió que sus dos plantas de producción en el país tendrían que cesar sus operaciones en 24 horas ante la falta de suministros, principalmente transmisiones, procedentes de las factorías estadounidenses.
Un prolongado paro de las plantas canadienses también habría afectado instalaciones en México que suministran motores para la producción de vehículos en Canadá.
La huelga se inició -tal y como había anunciado UAW, que representa a cerca de 50 mil empleados del Grupo Chrysler-, poco después de las 15.00 GMT cuando los trabajadores abandonaron sus puestos y se congregaron en los alrededores de las 24 plantas que el fabricante cuenta en Estados Unidos.
El principal problema de las negociaciones entre Chrysler y UAW estaba centrado en la obtención de garantías para que el fabricante mantenga puestos de trabajo y producción en Estados Unidos, algo a lo que la nueva dirección de la empresa se resiste.