Alberto Cañas

Enviar
Miércoles 23 Diciembre, 2009


Chisporroteos


Bueno, queridos lectores, esta será mi última columna este año. Me ausentaré como todos los diciembres, a recibir el año nuevo con la parte de mi familia que vive lejos. Y estaré de regreso en esta página el sábado 9 de enero, Dios mediante.

Y al terminar el 2009, reflexiono sobre lo que han sido estos doce meses. Desde el tremendo terremoto de enero en Cinchona (a no todos cuyos damnificados les han construido casas), que sirvió como quien dice de pretexto para que una empresa privada, la fábrica El Angel, diera un ejemplo de responsabilidad tanto empresarial como social.

Y todo lo que hemos visto desde entonces. El sospechoso incendio de las bodegas donde se hallaban las cosas que eran menester para socorrer a las víctimas de Cinchona, todavía no aclarado pero que provocó renuncias, que son lo más fácil. La desaparición de la vicepresidenta de la República que quedaba, en un afán de prenderse de otra rama en mayo, desaparición que no ha sido óbice para que el titular siga paseando por todos los meridianos y paralelos del globo terrestre causándole una infinitud de problemas al presidente de Turquía, que se pasó varios días averiguando donde demonios queda Costa Rica, y a don Tony Pacheco, que se ha visto obligado a violar la Constitución ciertos días desempeñándose simultáneamente como Presidente de la República y del PLN. Todo sea por el turismo presidencial. Sobre todo porque, como todo costarricense lo sabe bien, era absolutamente indispensable para nuestra Patria ese viaje a Turquía, aunque para poder financiarlo (a lo mejor no fue así, pero quien sabe) hubiese que cerrar embajadas en América Latina, como las de Bolivia y Paraguay, países para la Costa Rica de ahora menos importantes que Turquía.

Bien, fue el 2009 el año en que se cayó un puente bajo el peso de un bus con numerosas víctimas, mientras estaba embodegado el puente nuevo que lo iba a sustituir. Fue el año en que la avioneta del gobierno se puso a la disposición de una diputada amiga de volar que no se quiso perder una asamblea provincial de su partido, para lo cual olvidó su pasaporte en Liberia, y la avioneta la llevó a Liberia exclusivamente a traerlo . (¿O no?) Y también el año en que el Tribunal Supremo de Elecciones, llamado a decidir si la diputada perdía o no su curul, se prepara para resolver el caso después del 30 de abril cuando la diputada avionetera ya no lo sea. ¿Es así como deben cumplirse las leyes?

Fue el año en que la diputación gobiernista les tomó el pelo a muchos ciudadanos distinguidos y dignos de respeto, haciéndoles creer que había un concurso para elegir Defensor de los Habitantes, y convocándolos para entrevistarlos, que presentaran su cuaderno de vida, su curriculum y sus antecedentes, cuando todo lo tenían ya cocinado desde la Casa Presidencial precisamente en favor de una diputada gobiernista, el resultado de cuyas calificaciones nunca se dio a conocer (aunque sí el cero que cierto diputado incógnito del PLN le puso a uno de los más eminentes y distinguidos aspirantes al puesto, tan prestigioso hasta el día de hoy.)

Fue el año, en fin, en que el ICE tuvo que deshacerse de algunas frecuencias, para que sean aprovechadas mediante decisión del gobierno arista, por empresas privadas extranjeras que están como locas por venir a Costa Rica a explotar teléfonos celulares. (¿Qué es eso de que los ticos quieran explotarlos si fuimos nosotros los que los inventamos?) Ya una vez estuvieron los teléfonos fijos en manos extranjeras, y en 60 años sólo llegamos a tener cinco mil teléfonos. Pero no hay como las compañías extranjeras. ¿No es cierto, señores de Liberación?

Fue el año en que el país se vio en aprietos, dada la prohibición que quieren imponernos de copiar ciertos textos universitarios que cuestan hasta 25.000 colones cada uno en librerías, dejando así a los estudiantes costarricenses pobres sin oportunidad de estudiar ciertas carreras como la medicina. Pero hay confianza en que la Asamblea Legislativa (que no es tonta todos los días. sólo una o dos veces por semana,) se plante en esto, que sólo va en interés y provecho de grandes monopolios editoriales. Y recuerdo que los Estados Unidos alguna vez autorizaron a Taiwan a lo que hoy llaman piratear libros…

Fue el año en que, no se sabe con claridad por iniciativa de quien, buscaron la manera de que una empleada pública que pasó a ser Ministra, cuando regrese a ser empleada pública el 9 de mayo, vaya con el salario aumentado por haber sido Ministra. Yo no sé de donde han sacado que un Ministro y un Diputado son empleados públicos. Nada de eso: son miembros de uno de los supremos poderes, y su actuación dentro de ellos nada tiene que ver con su status de empleados.

En fin, que tengamos todos un buen Año Nuevo. Un cambio de verdad en él. Que logremos, usando el dedo pulgar, acabar con el continuismo, tan grato a los fideles, zelayas, ortegas y hugoschaves, y cambiemos el gobierno. Como supimos cambiar de partido cada vez entre 1948 y 1970, con los excelentes resultados que eso tuvo. Y hasta el 9 de enero.

[email protected]