Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



COLUMNISTAS


Chisporroteos

Alberto Cañas [email protected] | Miércoles 03 junio, 2009



Chisporroteos


Ahora que ha terminado el proceso de convención del Partido Acción Ciudadana, me parece oportuno señalar que eso que hicimos en el PAC es una verdadera convención, y no el evento propagandístico sonoro y vacío que se acostumbra en otros partidos.

Se abrió un padrón para que se inscribieran en él las personas adictas al partido, (procurando nuestros comités cantonales hacer a un lado a la gente de otros partidos que pretendiera infiltrarse, cosa que creo se logró en un 99%. Y a esas personas se les dio el derecho de votar en la convención por el precandidato de sus simpatías.

No se gastó dinero en vallas, ni en cortos de TV ni en campos pagados. Tampoco se dispuso de millones (ni el partido ni las tendencias) para trasladar gente. Se abrieron mesas en los lugares donde había cierto número de inscritos y se amplió el padrón de esos lugares con las personas de distritos más o menos cercanos, pero no había manera de abrir mesas en cada distrito del país. Voluntarios prestaron sus vehículos para hacer traslados, pero sin que esto fuera masivo.

En fin, se hizo una convención modesta pero honrada, en la que participaron los afiliados al PAC que pudieron o quisieron. No un espectáculo sino una consulta. Más amplia, y con mayor número de participantes, que las que celebran los partidos políticos más serios del mundo: los de los Estados Unidos, los laboristas y los torys del Reino Unido, los socialdemócratas alemanes, etc. Pero, hasta donde nuestro esfuerzo tuvo resultado, sólo gente del PAC.

Ni griterías, ni incidentes, ni denuncia, ni bochinches, ni discursos. Debates previos y televisibles de completa seriedad. Los representantes de las tres tendencias cooperaron, convivieron, en un acto que era de todos. El Partido demostró que cuenta con líderes capacitados y honorables, que tiene equipo suficientemente inteligente y preparado para hacer gobierno, y que no es (como algunos sostenían sin creerlo) un capricho personal de unos cuantos. Es un partido político de verdad.

Ahora que todo terminó y tenemos candidato, me vuelvo a encontrar con esas voces que acusan a Ottón Solís de ser un hombre ensimismado que no dialoga, que no discute, que sólo cree en sí mismo y es inflexible.

En materia de ética y moral sí es inflexible, como debería serlo todo político que se respete a sí mismo y respete al pueblo y a la Patria. En los últimos años lo hemos visto dirigirse con frecuencia a don Oscar Arias con propuestas e ideas, que el señor Arias no toma en cuenta ni responde, No sé quién es el inflexible.

Pongo este ejemplo; hace algunos meses, tras una reunión en Guápiles en la sede de EARTH, a la cual concurrieron cámaras y sindicatos, en la cual Ottón Solís tomó parte, se aprobó por todos una propuesta sobre el muelle de Limón. En ella, los sindicatos de JAPDEVA se comprometían a renunciar algunas de las ventajas de que disponen y que muchos les critican, a cambio de que el muelle no se privatizara, aunque estaban de acuerdo en que se construyera otro.

Pues bien, Ottón Solís se la llevó al gobierno y éste la ignoró sin dar razones. Se emperró en que el puerto de Limón pase a poder de los chinos a como haya lugar y les está ofreciendo al sindicato y a los sindicalistas, diez, cien o mil veces más de lo que estos pretendieron a cambio de que no se privatizara, o más bien se enchineciera el muelle. Además de preguntarnos si es una garantía para los costarricenses el que su principal puerto esté en manos de un régimen comunista que anda buscando salidas al Atlántico, me pregunto de dónde saldrían esos millones de millones que el gobierno de Arias está ofreciendo para comprar la voluntad de los trabajadores sindicados.

El empeño de privatizar el muelle “a huevo” como dicen, y a un costo estratosférico, es o no es inflexibilidad. Rechazar sin dar razones un plan producto de un encuentro ciudadano multiclasista (no precisamente de gentes inflexibles) ¿es o no es inflexibilidad? ¿Es inflexible un político que en pocas horas logró un acuerdo entre cámaras y sindicatos?

Por favor, señores, más seriedad.

[email protected]