Alberto Cañas

Enviar
Miércoles 13 Mayo, 2009


CHISPORROTEOS


Inexplicablemente, (o tal vez, con mala intención, alguien preferiría decir explicablemente), comienzan a organizarse y a surgir grupos, partidos y partiditos de toda clase.

Tal vez porque viví, padecí y participé en 1947, tengo la convicción de que siendo el estado de nuestro país tan serio y tan corrompido como lo vemos y palpamos, dividir a la oposición puede tener consecuencias sumamente funestas.

Lo que voy a decir ahora, lo he venido meditando largamente, y cuando pase la convención del PAC se lo propondré al candidato que resulte escogido. Y es que no vale la pena entrar en componendas previas, sobre todo cuando los partidos y grupos que van surgiendo nadie los ha contado y nadie sabe cuánta gente tienen, de manera que sería muy complicado, por no decir imposible, realizar una convención de partidos cuando solamente uno se conoce el tamaño, y entonces todo pararía en una guerra de curules.

Pero algo se puede hacer, que no sería una alianza de meses que se rompería el 9 de mayo, sino algo más serio: y es que el PAC proponga (si gana) hacer un gobierno de coalición con los partidos, partiditos o partidazos que, sin haber presentado candidato presidencial, (es decir, sin haber dividido a la oposición), logren elegir diputados.

[email protected]