Enviar
Analistas estiman que importante porción del “chavismo” decidió no votar en referendo
Chávez enfrenta primera derrota

Victoria del “no” a la reforma constitucional se selló con el voto de 4,5 de los 8,8 millones de personas que participaron en el referendo

Caracas
EFE

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, perdió en las urnas por primera vez desde su llegada al poder en 1999 ante una oposición que habla de “reconciliación” y un sector del “chavismo” alejado de su visión del país.
Reelegido hace justo un año por una amplia mayoría de venezolanos que le otorgaron un nuevo mandato con un 63% de votos, Chávez ha quedado derrotado en su intento de reformar la Carta Magna de 1999 para, según él, acelerar el rumbo hacia lo que llama “socialismo del siglo XXI” y dar “más poder al pueblo”.
En vista de los resultados, en los que más del 50% de la población dijo “no” al proyecto que impulsaba, el “pueblo” no ha querido el poder del que habla pese a una campaña en la que el presidente, conocedor del apoyo de sus incondicionales, ha buscado identificarse con el objeto del referendo.
Pese a ello, y así lo interpretan los analistas, una parte importante de electores considerados “chavistas” no le ha dado su voto, al optar por el “no” a la reforma o por la abstención.
“Una parte importante del chavismo decidió no votar”, dijo a Efe el analista Luis Vicente León, quien consideró que el presidente va a emprender ahora una “estrategia de reconquista” de esos electores que desertaron sus filas.
No se descarta que Chávez decida, tras lo ocurrido, cambios en su gobierno y en el partido para reavivar fuerzas y hallar otra manera de avanzar en sus propuestas como él mismo lo dijo en la madrugada del lunes al reconocer la victoria de los opositores y constatar que “por ahora” no pudo concretar su propósito.
En una jornada electoral ejemplar, que dio muestra de “madurez democrática”, según han coincidido en destacar políticos y analistas de todas las tendencias, Venezuela apartó los cambios que impulsaba su presidente, sin caer en caos o violencia, como auguraban algunos.
En opinión del arzobispo Roberto Luckert, el país “demostró ser democrático” y se pudo ver que “los problemas se resuelven a través de los votos y no a través de la confrontación y la beligerancia”.
La oposición debe trabajar “a partir de ahora” para reducir la “abstención electoral” y, adicionalmente, “tomar conciencia” de que “la única forma en la que podemos salir de los problemas es a través del voto y no de la violencia”, aseveró.
La victoria del “no” a la reforma constitucional se selló con el voto de 4,5 de los 8,8 millones de personas que participaron en el referendo, en el que se registró la abstención de 7,2 millones de electores.
Luckert, vicepresidente de la Conferencia Episcopal, opuesta a la reforma, agregó que el potencial de casi 12 millones de electores que no apoyó a Chávez debe ser el objetivo de conquista de la oposición de cara a las elecciones regionales del próximo año.


Aplauso

Políticos americanos de distintos signos coincidieron ayer en que la democracia salió “fortalecida” del referendo celebrado el domingo en Venezuela y elogiaron al presidente Hugo Chávez por haber admitido su derrota.
José Miguel Insulza, ecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), envió sus felicitaciones al Gobierno y al pueblo venezolano por el “ejemplar” desarrollo del referendo en el que el “no” se impuso con un 50,7% de los votos contra el 49,29% a favor del “sí”.
Horas después la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino también aseguró que la victoria del “no” en el referendo venezolano es una “buena señal” para la “libertad” de ese país.
Nestor Kirchner, gobernante argentino, calificó a Chávez como un “gran demócrata al aceptar los resultados y felicitó a quienes lograron la victoria, que a su juicio representa “la convivencia del pueblo venezolano”.
Otro amigo de Chávez, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, señaló que la actitud del mandatario venezolano acabó con “la campaña” que afirma que en Venezuela hay una dictadura.
Ver comentarios