Enviar
Chávez y Lula visitaron refinería binacional


Mandatario venezolano elogió la iniciativa de Brasil de crear un Consejo Suramericano de Defensa

Recife, Brasil
EFE

Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, visitaron ayer las obras de una refinería binacional en el estado brasileño de Pernambuco, mientras las petroleras Petrobras y PDVSA llegaron a un acuerdo de asociación.
Lula y Chávez hicieron un recorrido por el terreno apisonado ya abierto por Petrobras y observaron varias máquinas trabajando en el lugar.
Pese a que el proyecto fue lanzado en 2005 y concebido como una refinería brasileña y venezolana, Petrobras inició las obras en septiembre pasado sin la participación de Petróleos de Venezuela (PDVSA).
La refinería, que comenzará a operar en 2010, tendrá capacidad para procesar 200 mil barriles diarios de petróleo, mitad de la cual será brasileño y la otra mitad venezolano.
Mientras los mandatarios visitaban el terreno, ubicado en el puerto de Saúpe, a unos 40 kilómetros de Recife (capital de Pernambuco), los ejecutivos de Petrobras y PDVSA avanzaron en las negociaciones y llegaron a un acuerdo de asociación.
“Aún no se trata del estatuto social ni del acuerdo de accionistas, pero es un paso más en las negociaciones y define los próximos pasos a dar”, explicó a Efe Paulo Roberto Costa, director de abastecimiento de Petrobras.
“Calculamos que en las próximas semanas o meses, dependiendo de la agenda de las dos empresas, podremos firmar los contratos definitivos”, apuntó.
Según Costa, el convenio preliminar establece que Petrobras tendrá el 60 por ciento en este proyecto valorado en $4.050 millones.
El funcionario dijo que, apenas firmen el estatuto definitivo, PDVSA tendrá que pagarle a Petrobras el 40 por ciento de los gastos que la empresa brasileña ya hizo en el terreno.
Las obras iniciales, que ya están concluidas en un 32 por ciento, prevén el retiro de 25 millones de metros cúbicos de tierra y una inversión de 420 millones de reales (unos $243 millones).
Tras visitar las obras de la refinería, Lula y Chávez se desplazaron a un centro de capacitación de obreros del astillero Atlántico Sul, que fabrica barcos para la Transpetro, subsidiaria de Petrobras para el transporte.
Los dos jefes de Estado, que recibieron esculturas hechas por los alumnos del instituto, conversaron con varios de los obreros y los observaron en su puesto de trabajo.
Por otro lado Chávez, elogió la iniciativa de Brasil de crear un “Consejo Suramericano de Defensa”, y dijo que este organismo le permitirá a la región “hablar duro” frente al imperialismo y a otras regiones del mundo.
“Está en marcha un nuevo pensamiento en América Latina. América Latina es grande y tiene una historia grande, que está volviendo para hablar duro”, afirmó.
Según el presidente venezolano, ese era el plan del general venezolano Simón Bolívar, “El Liberador”, cuando convocó en 1824 el “Congreso Anfictiónico de Panamá” con la idea de reunir a las ex colonias recién independizadas de España.
“El plano de Bolívar era ese. El congreso de Panamá era para formar una alianza no sólo económica y política, sino también militar para defendernos y para garantizar nuestra independencia”, dijo.
“Esa iniciativa nos permitirá defendernos en ese mundo de imperialismo, de neoliberalismo y de guerras preventivas”, dijo.
Ver comentarios