Enviar
Mandatarios inauguraron construcción de nueva refinería en Ecuador
Chávez y Correa piden unidad latinoamericana

Complejo de refinado y petroquímica tendrá capacidad para procesar 300 mil barriles diarios


El Aromo, Ecuador
EFE

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, convocaron ayer a la unidad latinoamericana al inaugurar la construcción de la Refinería del Pacífico, un gran complejo petroquímico en la provincia ecuatoriana de Manabí, en el oeste del país.
Ambos gobernantes suscribieron, como testigos de honor, la creación de la empresa de economía mixta que llevará adelante el proyecto y que estará constituida por la empresa petrolera estatal ecuatoriana Petroecuador y Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).
Correa y Chávez inauguraro
n, además, un Centro de Monitoreo Ambiental, encargado de minimizar el impacto ecológico en el bosque seco y húmedo de Pacoche, donde se encuentra la localidad de El Aromo, el sitio donde se construirá el complejo.
El proyecto petroquímico, que se prevé esté listo en 2013, requerirá una inversión de $6.600 millones y estará administrado por la empresa de economía mixta Refinería del Pacífico, con una participación del 51% de Petroecuador y el 49% de PDVSA, dijo Correa.
El complejo de refinado y petroquímica tendrá una capacidad para procesar 300 mil barriles diarios de crudo pesado ecuatoriano, tipo Napo, y permitirá producir gasolinas, diesel, aceites, fertilizantes, urea, agroquímicos y fibra
s.
Chávez dijo que el complejo en Manabí supondrá un ejemplo de integración para América Latina y permitirá a Ecuador exportar derivados de crudo y poner fin a las importaciones, que ahora le supone gastos por unos $3 mil millones anuales.
“No podemos quedarle mal a la ilusión” de los pueblos latinoamericanos, remarcó al apuntar que el proyecto en Ecuador forma parte de un “círculo geostratégico” impulsado por Venezuela para desarrollar la integración energética regional.
Mencionó la construcción de una refinería en Nicaragua, de igual capacidad de la que apoya en Ecuador, otros proyectos petrolíferos en Argentina y en Brasil, así como la constitución de Petrocaribe.
El mandatario venezolano convocó a Correa a conformar una unidad petrolera para crear Petroandina, que empezaría con la inclusión de Petroecuador y PDVSA, pero que tendría como objetivo integrar a las petroleras de Colombia, Perú y, eventualmente, de Bolivia, si se comprueba la existencia de crudo en su territorio.
Venezuela, dijo Chávez, tiene la mayor reserva petrolera del mundo, que se calcula podría producir en los próximos 400 años, y que ofreció compartirla por la integración energética regional.
“No podemos fallar a los pueblos” en el presente y en el futuro, remarcó Chávez tras invitar a Correa a que visite próximamente la franja petrolífera del Orinoco, donde Petroecuador prevé explotar, en alianza con PDVSA, el campo Ayacucho V.
De su lado, Correa agradeció el “apoyo solidario” de Venezuela en el desarrollo del sector petrolero de Ecuador y aseguró que el Gobierno de Chávez, pese a ser el que menos necesita de una integración energética por el inmenso potencial de sus reservas, es “el que más impulsa” esa unidad latinoamericana.
Correa recordó que Ecuador, pese a ser un productor petrolero, importa derivados por $3.000 millones anuales, por lo que indicó que la Refinería del Pacífico le permitirá ahorrar una gran parte de esos recursos que gasta por la compra de gasolinas.
Según Correa, cuando el pro
yecto entre en funcionamiento en 2013 Ecuador podría ahorrar unos $1.500 millones anuales, que los podría invertir en sectores como educación, salud e infraestructuras básicas, entre otros.
Se trata -dijo- que los proyectos sirvan para “mejorar el bienestar” de la población y “alcanzar, definitivamente, el desarrollo”.
Correa coincidió con Chávez en que la refinería que construyen en Ecuador debería llevar el nombre de Eloy Alfaro, un caudillo de la revolución liberal de Ecuador a finales del siglo XIX y que es considerado como el personaje histórico más prominente del país.
Finalmente, ambos gobernantes cortaron una cinta que, simbólicamente, representaba la inauguración de la construcción del proyecto y sembraron dos plantas de guarangos, unos árboles endémicos del bosque de Pacoche.



FARC piden reunión con Ortega

Las FARC manifestaron en un comunicado difundido ayer su negativa a dialogar con el Gobierno de Colombia mientras Álvaro Uribe sea presidente, pero en cambio expresaron su deseo de reunirse con el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.
En una carta reproducida por el canal Telesur, el Secretariado del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reitera que Uribe está al servicio de Estados Unidos y dice que “no está programado por los gringos (Estados Unidos) ni para el canje ni para la paz”.
“Sólo un nuevo gobierno, verdaderamente democrático, surgido de un Gran Acuerdo Nacional, podría retomar el camino de la búsqueda de una solución política al conflicto social y armado que vive Colombia”, manifestó la principal organización guerrillera colombiana.
La carta lleva fecha del 26 de junio y, por tanto, es anterior a la operación militar que el 2 de julio liberó a 15 secuestrados por las FARC, entre ellos Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, y también al posterior anuncio del Gobierno de Uribe de que busca un contacto directo con esa guerrilla.
En la carta, el Secretariado de las FARC dice que quiere reunirse “personalmente” con el mandatario nicaragüense o con un “delegado” suyo para hablar de “asuntos de la guerra y de la paz” en Colombia.
La organización guerrillera agradece además a Ortega “su inamovible solidaridad” en momentos como los vividos tras los “asesinatos” de los dirigentes “Raúl Reyes” e “Iván Ríos”, y la muerte de Manuel Marulanda Vélez, su líder y fundador.
Las FARC destacan también la “muy valiente” decisión de Ortega de “conceder asilo político a las guerrilleras Susana y Diana, sobrevivientes del ataque artero de Bogotá y Washington al campamento transitorio de Raúl (Reyes)”.
Luis Edgar Devia, alias “Raúl Reyes”, murió el pasado 1 de marzo en un ataque militar colombiano a un campamento de las FARC en Ecuador, en el que también resultaron heridas otras 26 personas.


Ver comentarios