Enviar
Chávez lanza proyecto socialista producción de carne


Caracas EFE - El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer la creación de un “centro de producción ganadero socialista” en una hato del estado de Apure, intervenido y adquirido por el Estado mediante una “negociación amistosa”, que presentó como ejemplo de una alianza entre el sector privado y su revolución.
El Hato El Cedral, en el estado suroccidental de Apure, es una extensión de 55.000 hectáreas, que ahora pasa a ser propiedad social, administrada por el Estado, dijo Chávez durante su dominical programa de radio y televisión Aló Presidente, que transmitió desde esas tierras.
El mandatario destacó que el Ejecutivo “llegó a un acuerdo amistoso” con los propietarios de los terrenos, entre ellos Gonzalo Alcides, quien participó en el programa presidencial y resaltó la importancia de la labor productiva llevada a cabo en el lugar.
“Ustedes (los propietarios privados) tendrán una participación del 10%, y el Estado una participación del 90%” accionarial en la nueva empresa de producción social, aseveró el gobernante.
Los propietarios de El Cedral decidieron vender el ganado, unas 17.000 cabezas de ganado, según datos oficiales.
Chávez aseguró que el Estado pagará toda la infraestructura de producción, pero no precisó ninguna cifra.
“Hago un reconocimiento a Gonzalo Alcides por la labor desarrollada aquí, en estas tierras, (que) entregan a la República en un acuerdo amistoso. Hemos acordado hacer una alianza estratégica entre el sector privado que ellos (los propietarios del hato) representan y el Estado”, agregó el mandatario.
Por su parte, el ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, precisó que en el Hato El Cedral se instalará un centro genético y de producción, enmarcado en el programa nacional de fomento de la ganadería tanto para carne como para leche.
Ese programa tiene como objetivo incrementar el rebaño venezolano hasta las 16 millones de cabezas, para así cubrir la demanda nacional de carne y leche, agregó por su parte el viceministro de Economía Agrícola, Richard Canán.
Durante su programa dominical, Chávez mencionó que al menos otros dos hatos de la zona se encuentran en proceso de ser adquiridos por su Gobierno para transformarlos en empresas de producción socialistas.
Chávez declaró en enero de 2004 la guerra a muerte contra el latifundio, y exigió a los gobernadores y alcaldes del país identificar los terrenos ociosos para recuperarlos, entregarlos a campesinos pobres y ponerlos a producir.
El Gobierno ha pagado indemnizaciones a varios afectados, aunque las intervenciones han sido rechazadas por los gremios empresarial y ganadero que han calificado la medida de ilegal e inconstitucional.
Ver comentarios