Enviar

Camino a la OCDE

201308112045370.col2.jpg
Tal y como lo hemos venido tratando en relación con el tema de vinculación, la primera de las situaciones de vinculación fueron exploradas en el artículo anterior. Sin embargo, no podemos dejar de mencionar la importancia que adquiere el concepto de los establecimientos permanentes. Este aspecto tiene tanto consecuencias directas en materia de los precios de transferencia como en los asuntos relativos a la generación de factores adicionales de riesgo de las empresas “offshore”, así como la forma en que algunos contribuyentes han venido abordando sus asuntos de fiscalidad internacional, que dadas las reformas legales recientes, cabe establecer también la necesaria revisión.
Es indispensable explicar que un establecimiento permanente es un centro de toma de decisiones autónomo, de una empresa constituida fuera de Costa Rica, pero sus decisiones y control, así como su actividad sustancial, toma lugar en el territorio costarricense. En esta hipótesis tenemos un primer asunto cual es que dichos establecimientos permanentes tributan en Costa Rica conforme las mismas reglas del impuesto sobre la renta.
Por otra parte tenemos los casos irregulares de establecimientos permanentes que es precisamente cómo atribuirle las utilidades a la agencia, la sucursal, el lugar fijo de negocios de la empresa constituida de acuerdo con las leyes de otros países. Básicamente estamos ante la necesidad de hacer la atribución de dichas rentas conforme la aplicación de los detonantes de precios de transferencia, sean los riesgos asumidos, las funciones llevadas a cabo, los activos involucrados.
Es así como los contribuyentes con casas matrices extranjeras y que se hayan constituido como unidades de negocios de la misma casa matriz, sin haber incorporado o constituido una entidad en Costa Rica, estarán obligados a llevar a cabo también un estudio de precios de transferencia, ya que como lo indica la doctrina, no hay vinculación más íntima y perfecta desde la óptica de la fiscalidad internacional que la existente entre la casa matriz y sus filiales.
Ahora bien, el asunto puede comportar una complejidad mayor cuando una misma matriz tiene diversos establecimientos permanentes en múltiples jurisdicciones, teniendo que efectuar de manera más estratégica su análisis de atribución de rentas a cada fisco, cumpliendo con las regulaciones particulares de cada jurisdicción, las que pueden no tener similitud de criterios, comportando el reto de la doble tributación.
 

Carmen Sánchez
[email protected]

Ver comentarios