Buena educación, sin ella no hay progreso
Enviar

En medio de la complejidad del tema, el norte ha de ser siempre claro. La razón de que todo deba funcionar bien en los centros de formación es asegurar una excelente calidad educativa pública o privada


Buena educación, sin ella no hay progreso

Ejercer control y seguridad sobre los títulos emitidos, es uno de los propósitos de un proyecto que llegaría al Congreso en 2017 para crear una superintendencia de educación superior.
Dado a conocer ayer por este medio, el tema es de suma importancia, como lo es todo lo relacionado con la calidad de la educación en el país.


Todo lo que sea posible hacer para mejorar dicha calidad y garantizar a los costarricenses que haya un alto nivel en ese sentido en todas las universidades privadas así como en las públicas, es esencial.
Se debate en muchos casos sobre diversos temas relacionados con la educación superior, pero debemos interesarnos en general por el aspecto de la calidad.
¿Cómo llegar a una fórmula inteligente, de fácil aplicación y control en un tema que es fundamental para el progreso del país?
¿Cómo llegar a medir con certeza que la calidad de la educación es de alto nivel pero no solo en algunos centros educativos sino en todos, públicos y privados?
Si el proyecto mencionado al inicio se dirige hacia ese objetivo, es loable y es algo que debería haberse hecho hace mucho tiempo. Por otro lado, el Conesup ni siquiera tiene aún una página web, como lo da a conocer nuestra nota. Es importante que comience a usar todas las modernas herramientas al servicio de sus intenciones.
En todo caso, y en medio de la complejidad del tema, el norte ha de ser siempre claro. La razón de que todo deba funcionar bien es asegurar una excelente calidad educativa pública o privada.
Aspectos relacionados con los precios, con la estructura de costos diferente que tienen las 53 universidades de nuestro país, entre muchos otros, deben estudiarse con la mira puesta en la calidad de la formación que cada centro brinda.
El proyecto al cual hoy se da forma para crear una superintendencia de educación superior, debería ser una herramienta que al menos a mediano plazo mejore los procesos educativos y sus resultados.
No obstante, es importante tener presente que a la preparación superior llegan nuestros estudiantes luego de haber transitado por los procesos anteriores, que le darán una base sólida, o no, para su paso hacia una universidad, dependiendo de cuán buena haya sido su formación preescolar, escolar y secundaria.


 


Ver comentarios