Enviar
Brasil y México son mercados más atractivos para empresas españolas

Madrid
EFE

Brasil, México, Chile y Perú son por este orden los mercados de América Latina más atractivos para las empresas españolas en sus planes de inversión del próximo año, según un informe presentado ayer en Madrid.
El estudio “2010: Panorama de inversión española en Latinoamérica”, presentado ayer en rueda de prensa y realizado por IE Business School y la consultora Kreab & Gavin Anderson, recoge las opiniones de 21 de las 35 compañías de España que cotizan en el índice Ibex-35 de la Bolsa de Madrid.
Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de IB Business School, señaló que los inversores españoles dan por superada la situación de crisis en Latinoamérica y son mayormente atraídos por el desarrollo de los mercados internos de esos países.
“Una sustancial reducción de la pobreza, un incremento del empleo, del consumo y en una menor inestabilidad social, de alguna manera hacen que las empresas españolas que fundamentalmente están centradas en el sector servicios vean como su mayor ventaja un mercado que se está desarrollando”, indicó.
En el lado contrario, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Argentina son los mercados menos atractivos y que, a juicio de Martínez Lázaro, acumulan “desequilibrios” como alta inflación, tensiones en el tipo de cambio monetario, políticas que impactan a inversiones extranjeras y negación de la deuda externa y de ayuda de organismos financieros internacionales.
“Son cuatro países con importantes déficit económicos y con importantes desequilibrios, que aunque de alguna manera se podían mantener más o menos ocultos o controlados en épocas de bonanza económica, se han agudizado de forma importante durante la crisis”, afirmó.
La subida de los precios de materias primas, especialmente el petróleo, han vuelto a esconder estos factores que, según el experto, “están allí, no se van a corregir y algún momento acabarán estallando sin ningún género de dudas, la única cuestión es el tiempo”.
Con la excepción de Chile, todos los países latinoamericanos comparten la debilidad de falta de competitividad de la mano de obra, de acuerdo a los resultados.
Santiago de Chile y Sao Paulo (Brasil) son las ciudades con mayor preferencia para centralizar sus operaciones, aunque cada vez se opta por establecer sedes regionales en cada país, según el estudio.
Ver comentarios