Enviar
Brasil termina ciclo de recortes en las tasas

La decisión de mantener la tasa de interés estable repercutió sobre el rendimiento de los bonos de deuda del país sudamericano

Agustina Cobas
[email protected]  

El miércoles pasado el Banco Central de Brasil decidió poner fin al ciclo de recortes de la tasa de interés que durante los últimos dos años venía realizando.
El fuerte y estable crecimiento alcanzado por la economía brasilera y la apreciación que el real ha experimentado contra otras monedas, llevó a la autoridad monetaria a mantener la tasa de interés de referencia en un 11,25%.
Con el objetivo de inyectarle dinamismo a la economía, el Banco Central comenzó a reducir la tasa de interés de referencia por primera vez, en setiembre de 2005, cuando esta se ubicaba en el 19,75%.
Desde ese momento a la fecha, las reducciones continuaron, generando que la economía se expandiera a un mayor ritmo.
Sin embargo, los efectos no tardaron en repercutir sobre los precios, que empezaron a subir y amenazaban las metas de la política económica del Central.
Debido a eso, la decisión fue mantener la tasa para lograr controlar la inflación, una de las variables que más preocupa a la autoridad monetaria.
La inflación anual de Brasil ha aumentado desde un 2,96% en marzo, el nivel más bajo en los últimos ocho años, al 4,15% el mes pasado, acercándose a la meta establecida para el periodo 2007-2010, según Bloomberg.
Otro de los elementos que influyó en la decisión fue la evolución que la moneda brasilera ha tenido.
Entre enero y setiembre el real se fortaleció más del 14%, y se espera que el saludable crecimiento mundial mantenga el fuerte valor de esta moneda sudamericana, según un informe de Grupo Aldesa.
Por otra parte, los bonos de deuda sintieron el efecto del anuncio al día siguiente, cuando el rendimiento de estos subió, impulsado por un mayor fortalecimiento del real.
Concretamente, el bono cero cupón con vencimiento en enero de 2008 subió cerca de 6 puntos básicos, el equivalente a 0,06%, ubicándose en un 11,14%.
Este fuerte impacto sobre los bonos se debió a que no todo el mercado esperaba con certeza que el Banco Central mantuviera la tasa, por lo que con la noticia el mercado comenzó a adaptarse a este nuevo escenario, de acuerdo a informes de Bloomberg.

Ver comentarios