Enviar
Grado de inversión aumentó precios nacionales

Bonos públicos dominaron mercado en 2010

Transacciones siguen concentradas en el corto plazo

El mercado de valores durante 2010 estuvo dominado por las negociaciones de bonos del sector público, principalmente del Gobierno; y en las inversiones al corto plazo. El obtener el grado de inversión en la calificación de riesgo país realizada por la agencia Moody’s le dio a Costa Rica un empuje muy importante.
Además, hubo mayor actividad del Banco Central en comparación con 2009, y bastante participación de entidades como el Instituto Costarricense de Electricidad con emisiones en colones y dólares.
“Las emisiones de los fideicomisos de obra pública, tal como fue el caso de Garabito, así como las emisiones que realizó el ICE fueron muy demandadas por los inversionistas dado que se percibieron como riesgo soberano y ofrecían un premio por encima de las emisiones de Hacienda.”, explicó José Rafael Brenes, gerente general de la Bolsa Nacional de Valores.
Además, de esa calificación internacional, otros factores incidieron en la tendencia de aumento en los precios de los títulos durante 2010, entre ellos una mayor cantidad de dinero en la economía nacional producto de ingresos del exterior. “En este año tuvimos una mayor liquidez de lo estimado y se excedieron las metas de captación”, dijo Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central.
Entre las razones de la mayor cantidad de dinero circulante en las calles se puede citar “la repatriación de capitales e ingreso de inversiones financieras extranjeras, también conocido como capital especulativo o capital golondrina” explicó Marvin Sánchez, gerente de Popular Valores.
Ante esta situación, la participación en subastas de títulos del Gobierno y del ICE fueron bastante rentables. “La alta demanda por títulos gubernamentales en colones con vencimientos en 2015, 2016 y 2017 generó apreciación en la valoración de estos instrumentos, y por ende una buena oportunidad de negocio”, dijo Sánchez.
Para 2011, a las presiones de los capitales especulativos se les suma la metodología de cálculo de tasa de interés (sobre todo la básica pasiva) que es fácilmente influenciable dado que responde al movimiento de tres o cuatro grandes entidades financieras.
Asimismo, el déficit fiscal podría presionar también hacia el alza las tasas de interés, principalmente en colones, si no se aprueba rápidamente una reforma en los impuestos.
“Este riesgo puede aumentar si las tasas de interés en dólares en Estados Unidos y otras economías desarrolladas consolidan el aumento que han mostrado durante las últimas semanas” aseguró Sánchez.
Ante este escenario, una parte del capital especulativo podría salir de nuestro mercado para regresar a instrumentos más seguros y esto generaría una disminución de la liquidez que podría impulsar la caída de los precios de los títulos locales.
Entre algunas de las recomendaciones para 2011 está concentrarse en las acciones e inversiones alternativas y vigilar con atención la principal fuente de riesgo en los mercados financieros internacionales como la deuda soberana de Europa, dado que un evento extremo implicaría aumentar efectivo al 50% en todos los portafolios, según explicó Jorge Baltodano, asesor de Aldesa.
Entre los retos a enfrentar de parte de los inversionistas la agenda debe buscar ampliar las posibilidades de inversión facilitando el acceso a instrumentos de renta variable, índice y ETFs aun cuando estos se transen en mercados internacionales.
“De igual importancia es la aprobación de un reglamento de fondos de capital de riesgo que llegue a llenar el vacío que existe entre compañías de inversión privada e inversión pública” dijo Brenes.

Ver comentarios