Bonos en colones pagan más
Enviar
• Vencimiento de $250 millones en febrero bajaría intereses en dólares
Bonos en colones pagan más
• Iliquidez y déficit fuerzan a Hacienda a aumentar tasas en moneda nacional

Los inversionistas han forzado a Hacienda a pagar más intereses por sus bonos de deuda denominados en colones. Las tres últimas subastas realizadas destacaron porque Hacienda llegó a pagar hasta 60 puntos base más por bonos emitidos por el Banco Central, al mismo plazo, a pesar de tener un riesgo muy similar.
A pesar de una merma en la liquidez, los expertos apuntan a que es el déficit fiscal el mayor culpable de que a Hacienda se le haga más caro captar. Mientras tanto, los inversionistas a corto y mediano plazo son los grandes ganadores, con el premio que paga la Tesorería Nacional por esos títulos.

Al parecer sería un buen momento para invertir en estos bonos en colones ya que el mercado espera un alza sostenida en las tasas en colones producto de la competencia que hará el Gobierno con los participantes del sector privado por los recursos disponibles para cubrir el faltante fiscal.
“A nuestro criterio esa tendencia estará vigente por todo 2012, o al menos hasta que se ponga en práctica una solución más permanente por parte del Gobierno (reforma fiscal)”, dijo Juan Carlos Araya, gerente de Lafise puesto de bolsa.
En primera aparición ante la prensa, Fernando Herrero, ministro de Hacienda, aseguró que en los próximos meses el Gobierno deberá salir a buscar financiamiento por ¢900 mil millones y reconoció que desde setiembre ha tenido problemas en la colocación de bonos, por lo que han subido tasas de interés.
“Una alternativa a ese problema sería con financiamiento externo, así no se afectaría nuestro sistema financiero”, dijo Walter Espinoza, director financiero de Bansol. No obstante, mientras no se obtenga la aprobación de la Asamblea Legislativa esto no será posible.
Para quienes tienen bonos en dólares o piensan en una inversión en esa moneda, en febrero se vencen $250 millones en Eurobonos y si esa emisión no se cubre con otra de inmediato es de esperarse que esos dólares ingresen al mercado, incrementando la demanda por otras emisiones existentes, por lo que podríamos esperar un ligero aumento en precios.
El aumento afectaría a los instrumentos de renta variable, donde algunos inversionistas podrían decidir vender. Bonos como los del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que son en general de renta fija, serían mucho menos golpeados.
Algunos expertos indican que el efecto en precios podría ser menor, “ya que se espera que el gobierno busque recuperar mucho de este dinero mediante una nueva emisión de títulos en dólares en el mercado local. De igual forma otros emisores podrían ver esto como una oportunidad para captar, más aún en estas semanas en que la liquidez del mercado ha estado escasa”, dijo Hernán Varela, oficial de riesgo de Aldesa.
La versión de una nueva emisión no pudo ser corroborada, ya que Hacienda no se refirió al tema a pasar de ser consultados en numerosas ocasiones durante toda la semana.
Otra de las preocupaciones sobre el vencimiento de los $250 millones es el movimiento en el tipo de cambio, el cual se daría “solo si un grupo importante de los inversionistas decide cambiar sus dólares por colones, esto con la intención de diversificar sus inversiones y de esta forma beneficiarse de tasas en colones más altas”, añade Varela.
Pero con una política monetaria de la reserva federal que seguirá siendo de expansión en 2012 y 2013, podría ser que el alza momentánea en precio y su consiguiente baja en rendimientos se reviertan en el corto plazo.
“Los tenedores de bonos actuales pueden tener razones distintas para mantenerlos en sus portafolios y una de ellas es: si vendo, ¿qué compro? El mundo actual es altamente complejo en materia de riesgo”, explica Araya. Asimismo añade que habrá quienes piensen en vender en ese momento de alta demanda y dar un compás de espera mientras vuelven a bajar y en ese momento volver a comprar, “pero ese comportamiento es especulativo y más propio de un inversionista altamente sofisticado, por lo que no podría convertirse en una recomendación general”, concluye.
Lo que sí es cierto es que actualmente los bonos de Gobierno en colones podrían resultar más atractivos este año de lo que fueron en 2011, al menos los de corto plazo.
Un ejemplo de lo mal valorado que está el largo plazo es que el precio del bono soberano de Costa Rica que vence en 2020 (bde20) se ha transado en el mercado nacional con una leve tendencia a la baja. Tras haber registrado transacciones a precios de 136,25% en la primera semana del año, la semana pasada surgieron vendedores a precios de 135,80%, según un comunicado del blog Pulso Bursátil de la firma Aldesa.
Las razones, son las mismas: el deterioro en las finanzas públicas que sufre el país, sumado a un crecimiento algo inferior al 4%, hacen que los inversionistas se sientan menos anuentes a comprar este bono. El tamaño de la emisión, de $250 millones, también juega un papel importante, pues es considerado muy pequeño e ilíquido en los mercados internacionales, lo cual limita también su potencial de apreciación, detalla el análisis de Aldesa.



Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios