Enviar
Ministros de Relaciones Exteriores se reunieron en la sede de la Organización de Estados Americanos para buscar alternativas para facilitar las relaciones
Bolivia acude a España para bajar tensión con Estados Unidos

• Crisis entre ambos países vivió uno de sus puntos álgidos cuando Evo Morales expulsó al embajador estadounidense en Bolivia, Philip Goldberg, tras acusarlo de promover una conspiración.

Naciones Unidas
(EFE)

El ministro boliviano de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, pidió ayuda a España para rebajar la tensión con los Estados Unidos, según desveló el titular español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.
En un encuentro con los medios de comunicación en la sede la la ONU en Nueva York, Moratinos explicó que se reunió con Choquehuanca, a quien ratificó el apoyo de España al Gobierno boliviano y al esfuerzo que está haciendo para que el país vuelva a la normalidad tras el enfrentamiento con la oposición autonomista.
Según apuntó Moratinos, el ministro boliviano le expresó el interés de su país en que España ayude a "facilitar" las relaciones con Estados Unidos.
La crisis entre ambos países vivió uno de sus puntos álgidos a principios de mes, cuando el presidente Evo Morales expulsó al embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, tras acusarlo de promover una conspiración contra su proyecto político.
El gobierno decidió expulsar al embajador estadounidense por no condenar los "actos de terrorismo" que se estaban viviendo, en alusión a los recientes violentos enfrentamientos entre grupos autonomistas y seguidores de Evo Morales.
Evo Morales denunció que en su país existía una "conspiración permanente" de pequeños grupos contra el proceso de cambio que realiza su gobierno y que algunos sectores conservadores "intentaron desgastarnos desde el primer día de gobierno".
"Cuando llegamos al gobierno nacional, nos encontramos con una oficina de la CIA en el palacio", afirmó el presidente Morales quién aprovechó su intervención ante la Asamblea General de la ONU para lanzar una dura diatriba contra la política de Estados Unidos hacia su país.
Los ataques del mandatario provocaron que Washington respondiera con la expulsión del embajador boliviano.
Al margen de esta reunión, Moratinos destacó también su encuentro con el próximo enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross que, dijo, le causó una "excelente impresión".
El objetivo de Ross, según apuntó el ministro, es trabajar ante el contencioso del Sahara "de la mano de España" y de los países que conocen bien la región.
La apretada agenda de reuniones bilaterales de Moratinos en las Naciones Unidas incluye también una cena esta noche con el ministro de Exteriores de Cuba, Felipe Pérez Roque.
Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó en la tribuna de la ONU que se está viviendo "una rebelión de pueblos contra un modelo económico, el capitalismo".
Apuntó que, gracias al apoyo de las naciones de UNASUR (grupo de doce países sudamericanos) se derrotó el intento de golpe de estado civil en su país..
Ver comentarios