BCE maquilla crisis y debate de austeridad
La crisis de la deuda europea ha obligado a los gobiernos a ejecutar recortes de gasto, aumento de impuestos y cambios en los sistemas sociales, ante lo que los ciudadanos protestan. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

“Siempre se había dicho que en 2013 los políticos ejercerían influencia en los mercados en lugar de ejercer los mercados influencia en los políticos”


BCE maquilla crisis y debate de austeridad

Con la ayuda y la protección del Banco Central Europeo, el mercado de bonos permite que los políticos retrasen reformas económicas.
La declinación de los costos crediticios españoles e italianos desde que el BCE dijo en septiembre que respaldaría a los miembros de la zona del euro en problemas alivió la presión que experimentaban los gobiernos sin atarlos a las condiciones del programa de compra de bonos, dijo Mike Turner, jefe de estrategia de Aberdeen Asset Management Plc.


Los rendimientos subieron esta semana luego de que partidos que rechazan la austeridad obtuvieran más de la mitad de los votos en las elecciones italianas.
“Se ha revelado que el emperador está desnudo”, dijo Turner. “Siempre se había dicho que en 2013 los políticos ejercerían influencia en los mercados en lugar de ejercer los mercados influencia en los políticos”.
La parálisis postelectoral en Italia ha resucitado las preguntas sobre la capacidad de Europa de encontrar una salida de la crisis de la deuda conforme los gobiernos tratan de apaciguar a los tenedores de bonos mediante la lucha contra el déficit al tiempo que calman a la población que se opone a los recortes del gasto y los aumentos de impuestos.
Italia vendió ayer $5.200 millones de bonos a 10 años a un rendimiento promedio de 4,83%, más que el 4,17%o de una subasta del 30 de enero.
Los rendimientos en el mercado secundario han bajado respecto del 6,71 por ciento anterior a que el BCE anunciara los detalles de su programa de Transacciones Monetarias Directas –OMT por la sigla en inglés- para evitar una fragmentación de la moneda común. La tasa trepó más de 30 puntos básicos en la última semana y llegó a 4,81%.
“Por lo que parece, las OMT han tenido éxito sin gastar un euro, pero lo perverso es que eso ha eliminado buena parte de la presión para instrumentar reformas”, dijo Douglas Roberts, economista jefe de Standard Life Investments, en su oficina en Edimburgo. “Sus rendimientos han bajado y no han hecho nada”.
La crisis de la deuda europea ha obligado a los gobiernos a prometer recortes del gasto, aumentos de impuestos, apertura de los mercados laborales y cambios en los sistemas jubilatorios y los beneficios de seguridad social a cambio de ayuda a países, entre ellos Grecia e Irlanda.
En el caso de Italia y España, la ayuda revistió la forma de costos crediticios más sostenibles sin tener que aceptar los programas de austeridad que monitorean el BCE, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.
El BCE dio a conocer su plan de compra de bonos el 6 de septiembre y se comprometió a gastar el dinero necesario para restablecer la confianza en los mercados.
El programa cubre pagarés con vencimiento en entre uno y tres años, y sólo se activará una vez que un país solicite ayuda y se comprometa a instrumentar reformas económicas.
Los bonos de Grecia, Irlanda, Portugal y España son los de mejor desempeño entre los 26 mercados desarrollados que analizó Bloomberg desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, presentó su plan.


Bloomberg
 


Ver comentarios