BCE mantiene tasa referencial
Enviar
BCE mantiene tasa referencial


Frankfurt -- El Banco Central Europeo mantuvo ayer las tasas de interés en un máximo de seis años para combatir la inflación, aunque la apreciación del euro y las secuelas de la crisis de la vivienda en Estados Unidos frenan el desarrollo económico.
El BCE, con sede en Fráncfort, dejó su tasa referencial de refinanciación en 4%, como lo predijo la totalidad de los 53 economistas encuestados por Bloomberg News. El banco central no bajará los costos de los préstamos antes de septiembre, según otro sondeo.

Como los crecientes precios de los alimentos y la energía empujan la inflación por encima del 3% en la región del euro compuesta por 15 naciones, el BCE está renuente a seguir a la Reserva Federal de Estados Unidos en su estrategia de recortar las tasas de interés para apuntalar el crecimiento económico. El Fondo Monetario Internacional estima que la expansión se debilitará a 1,4% este año desde 2,6% en 2007, ya que un euro más fuerte perjudica las exportaciones y el hundimiento del mercado residencial en Estados Unidos desencadena una desaceleración global.
“Si bien los datos recientes sobre crecimiento económico son decepcionantes, dudo de que haya un cambio hacia una te
ndencia de aflojamiento” por parte del BCE, dijo Jacques Cailloux, economista jefe para la región del euro en el Royal Bank of Scotland Plc en Londres. “Están en una actitud de esperar para ver qué pasa, buscan signos de que la inflación se desacelera más”.
Los estrategas del banco se reúnen fuera de Fráncfort dos veces al año. Por su parte, el Banco de Inglaterra dejó ayer su tasa clave en 5%.
Los precios al consumidor en la región del euro subieron 3,3% en abril frente al mismo mes de 2007 después de aumentar 3,6% en marzo, su mayor avance en casi 16 años. El BCE, que apunta a mantener la inflación algo por debajo del 2%, ha dejado las tasas de interés inalteradas desde junio del año pasado.
En cambio, la Fed ha reducido su principal tasa para préstamos siete veces desde mediados de septiembre, a 2% desde 5,25%, intentando impedir una recesión. El presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, dijo el 6 de mayo que “graves” presiones inflacionarias podrían llevar a la Fed a subir nuevamente las tasas.
Al BCE le preocupa la posibilidad de que las compañías eleven los precios para reflejar los costos récord de las materias primas y que los sindicatos exijan mayores aumentos salariales para compensar a los trabajadores por el más alto costo de vida, conduciendo a una inflación más persistente.

Ver comentarios