Enviar
• Sala IV detiene aplicación de nuevo encaje
Bancos ganan primer round contra el Central
• Se proyecta que la medida aumentaría entre un 1% y un 2% intereses de préstamos en dólares

Las entidades financieras ganaron un primer round en la batalla contra el Banco Central sobre el encaje a los préstamos a corto plazo del exterior, al lograr que se detenga la aplicación que iniciaría a partir del 1° de agosto de este año.
El paro del encaje se da por una resolución de la Sala Constitucional, la cual acogió para estudio el recurso de amparo presentado por la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras de Costa Rica (CBF).
El encaje es una medida utilizada por el Banco Central para controlar la cantidad de dinero en la economía. Se trata de retener el 15% de todos los depósitos en colones o moneda extranjera que tenga una entidad financiera. El ente emisor quiso también encajar estos préstamos externos porque a su juicio estos pasivos son similares a los depósitos bancarios. “Porque constituyen una fuente de recursos que expanden el dinero y el crédito, y han estado tratados preferencialmente con respecto a esos otros pasivos o depósitos bancarios, que sí estaban sujetos a encaje”, explicó Rodrigo Bolaños, al comunicar la medida en mayo pasado.
Pero parte de las razones para estar en contra de la medida son el encarecimiento del crédito en dólares y que esos dineros no son depósitos, dado que usualmente lo que se encaja son depósitos.
“Las tasas podrían llegar a subir entre un 1% y un 2% en las operaciones en dólares, debido a los nuevos costos que acarrea el recibir préstamos del exterior pagando un costo financiero sobre el 100% de las facilidades de crédito y no poder usar un 15% de los mismos”, dijo Annabelle Ortega, como directora ejecutiva de la Cámara.
Desde abril el Banco Central explicó que la decisión de encajar esos dineros se debe a que los beneficios serían mucho mayores a los problemas causados. Al tener un control monetario más efectivo y menor volatilidad de los flujos de capital de corto plazo (también llamados golondrina o especulativos) la economía será más estable, al estar menos expuesta a los choques que producen los vaivenes de esos capitales.
Los banqueros no concuerdan con el Central, dado que no existe causalidad entre los fondos que están ingresando por medio del endeudamiento externo de las entidades locales y las afectaciones en las variables monetarias y financieras que se alegan como justificantes para ese encaje.
“Encajar los préstamos bancarios externos para mitigar los efectos macroeconómicos de estos capitales resultaría una medida injusta, injustificada, arbitraria, impertinente, inoportuna y, adicionalmente, ilegal”, dijo Jean-Luc Rich, gerente general de Scotiabank.
Aun así el Central también destaca que el encaje también tendrá como efecto nivelar la cancha entre las diferentes formas de financiamiento que tienen los intermediarios financieros, pues unos están encajados y otros no.
Asimismo, economistas consultados por INVERSIONISTA explicaron que ese encaje también influirá en un alza del tipo de cambio al haber menos dólares en la economía, lo que podría beneficiar a sectores como el exportador.

Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios