Avanza referendo para reelección de Uribe
Enviar
Proyecto fue aprobado por el Senado colombiano
Avanza referendo para reelección de Uribe

Mandatario no ha confirmado si se postulará como candidato en 2010, pero varios sectores han mostrado su rechazo

Bogotá
EFE

El referendo con el que los partidarios del presidente colombiano, Álvaro Uribe, buscan que pueda ser reelegido de nuevo avanzó un paso más con su aprobación en el Senado, pero analistas y políticos creen que aún quedan grandes obstáculos para sacarlo adelante.
“La pelea va a ser dura, durísima”, vaticinó ayer en declaraciones a una radio local el ex vicepresidente y analista Humberto de la Calle.

En la misma línea, políticos de tendencias opuestas como el aspirante presidencial Germán Vargas Lleras, del partido Cambio Radical, y el senador oficialista Armando Benedetti coincidieron en que en la Cámara de Representantes la votación va a s
er mucho más “reñida” que la de la noche del miércoles en el Senado.
El Senado aprobó, con 56 votos a favor y dos en contra, el proyecto de ley para convocar a un referendo con el que se busca consultar a los colombianos si aprueban modificar la Constitución para que Uribe pueda optar a una segunda reelección en los comicios de 2010.
De la votación se retiraron los parlamentarios del izquierdista Polo Democrático y del Partido Liberal, ambos de oposición.
El texto aprobado la noche del miércoles, conciliado previamente por un comité de parlamentarios de ambas cámaras, establece que en el referendo se consulte sobre la posible segunda reelección de Uribe para los comicios de 2010, fecha originalmente fijada por el Senado frente a la de 2014, votada en la Cámara de Representantes.
El documento conciliado dice textualmente: “Quien haya sido elegido a la Presidencia de la República por dos periodos constitucionales, podrá ser elegido únicamente para otro periodo”.
La iniciativa legislativa pasará ahora a la Cámara de Representantes, donde será votada en un pleno probablemente el próximo martes y, de ser aprobada, deberá someterse al examen de la Corte Constitucional.
La votación en esa cámara será “mucho más apretada”, pronosticó Vargas Lleras, de Cambio Radical, que hacía parte de la coalición que apoya a Uribe pero no respalda ahora una segunda reelección consecutiva en 2010.
“La estrategia de la oposición va estar en que no se haga quórum”, indicó por su parte Benedetti, mientras que De la Calle comentó que al oficialismo le va a ser difícil reunir los 86 votos necesarios para que el proyecto de ley logre el visto bueno de la Cámara de Representantes.
Vargas Lleras denunció ayer en declaraciones a emisoras locales que varios parlamentarios han sido “seriamente presionados” para votar a favor del referendo, aunque no precisó de dónde proceden esas supuestas presiones ni en qué consisten.
Mientras, el analista Ricardo Santamaría señaló que la “amenaza de posibles investigaciones posteriores” a los legisladores que apoyen el referendo “pesa mucho”.
Decenas de congresistas y ex congresistas han sido investigados en los últimos meses porque supuestamente fueron beneficiados con la adjudicación de notarías y otras prebendas por votar a favor de la reforma constitucional que posibilitó a Uribe optar a su primera reelección en 2006.
En el marco de esas investigaciones, las autoridades colombianas informaron ayer del hallazgo de más de $500.000 y documentos comprometedores en la casa del senador oficialista Alirio Villamizar, quien presuntamente recibió del Gobierno una notaría por votar a favor de la mencionada reforma.
Si el proyecto de ley sobre el referendo obtiene la luz verde en la Cámara de Representantes, según De la Calle en la Corte Constitucional será atacado tanto por posibles vicios “en la forma” como por cuestiones “de fondo”, ya que está en juego “la naturaleza de la democracia”.
Álvaro Uribe ganó los comicios en 2002 y ya en el poder impulsó una reforma constitucional para permitir la reelección presidencial por una sola vez, lo que él consiguió en 2006.
Uribe no ha confirmado aún si se postulará como candidato en 2010, pero varios sectores, incluida la Iglesia católica, han mostrado su rechazo a la posibilidad de que opte a un tercer mandato, al señalar que se debe evitar que se concentre el poder en una sola persona.
En sus intervenciones más recientes, el mandatario se ha limitado a comentar que apoya la reelección de la política de “seguridad democrática” que él mismo ha impulsado durante los siete años que lleva en el poder.




Ver comentarios