Avance forzado
Enviar

Hoy tenemos 1,3 teléfonos por habitante en el país, según datos de la Sutel. Sin embargo a muchos costarricenses se les niega hasta el momento ese derecho


Avance forzado

Un interesante paso hacia adelante da el país cuando alcanza una penetración celular del 130%, como lo señala una nota de este medio el lunes de esta semana.
Esto significa que hay 1,3 teléfonos por habitante, según datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel). Ya sabemos además que esos clientes están disfrutando de múltiples servicios por medio de su móvil y de la Internet.


Habla la nota de la “sed de los usuarios por satisfacer sus necesidades de comunicación y servicios, lo cual ha generado una industria boyante que no ha dejado de crecer”.
Son buenas noticias, sin duda.
Lo que no es tan buena noticia es que haya una cantidad de costarricenses, con el mismo derecho que los actuales dueños de líneas celulares, sin poder hacer uso de ese derecho porque Sutel, por medio del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) creado para esos fines, no ha sido capaz de poner al alcance de estos ciudadanos esa posibilidad.
Y esto a pesar de que Fonatel cuenta con un fondo de $200 millones para esto.
Luego del intento de licitar para comenzar a cumplir con esas obligaciones (llevar mediante una parte de ese fondo económico la telefonía celular y la Internet a sitios donde no la llevarán las empresas privadas por no ser lucrativo), todo fracasó por falta de oferentes.
Aparentemente se pedía en un solo cartel de licitación que la empresa que ganara la misma no solo instalara (a cambio de un monto de dinero) lo necesario para la conexión, sino que también proporcionara las computadoras instaladas y su mantenimiento para todas las escuelas de la zona.
Son aparentemente dos tipos de negocios diferentes y una empresa, dedicada a uno de ellos, probablemente no cuenta con la experiencia necesaria para, en corto plazo, aliarse con otra, la más conveniente, para elaborar juntas dentro del plazo establecido por el cartel, una misma oferta que brinde esa diversidad de servicios.
Como decíamos en este mismo espacio al inicio del mes… ¿por qué estamos así?...
Hoy un decreto obligaría a Sutel a iniciar acciones para que el dinero de Fonatel, aportado por las empresas privadas que quisieron entrar al mercado con la apertura, sea finalmente (después de un año en fideicomiso) utilizado, aunque para ello deban encargar al ICE que realice los trabajos que permitan universalizar en el país el derecho a la conexión.
Costa Rica está muy urgida de personal idóneo en las instituciones del Estado. Avanzar por “prueba y error” significa desperdicio de tiempo, de recurso humano y de dineros.
 


Ver comentarios