Enviar
Auge del real brasileño llega a su ocaso

Sao Paulo
Bloomberg

Una mirada a los avisos de la televisión brasileña muestra quién es quién entre las mayores estrellas de Hollywood.
Sarah Jessica Parker, la protagonista de “Sexo en Nueva York”, les dice a los compradores que le encanta caminar por el más nuevo centro de compras de São Paulo. Sylvester Stallone y Kiefer Sutherland promueven autos. Richard Gere ofrece productos para el cabello de las mujeres --en un portugués con acento de estadounidense-- al pulsante sonido de “Mujer bonita”.
Brasil está atrayendo a celebridades de Estados Unidos a un ritmo inusitado, lo que contribuye a un déficit de la cuenta corriente que ha llevado a firmas de Wall Street como Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley a predecir el fin del auge de 83% registrado por el real a lo largo de los cuatro últimos años. La apreciación permitió a la empresa de publicidad MPM Propaganda, de São Paulo, traer a Parker por $600 mil, m
enos de lo que cobran las principales figuras del espectáculo brasileñas, dijo Gal Barradas, subdirectora de MPM.
“Hemos traído a una estrella de una magnitud inusual en Brasil”, dijo Barradas. MPM firmó con Parker en abril para el aviso del Shopping Cidade Jardim, un centro de compras de cuatro pisos con tiendas como Rolex, Hermes y Louis Vuitton distribuidas alrededor de un jardín abierto rodeado de palmeras y plantas de bambú. “Por la dimensión internacional que ella tiene, es un gran acuerdo. El tipo de cambio lo hace posible”.
El real se disparó a 1,5545 por dólar el 1 de agosto, un máximo de nueve años, después que un auge en el precio de las exportaciones brasileñas de materias primas, como la soja, el mineral de hierro y el jugo de naranja, alimentó 25 trimestres consecutivos de expansión económica. El real es la moneda que más avanzó, tanto en 2008 como en los pasados cuatro años, entre las 16 divisas más negociadas.
La moneda brasileña muestra ahora signos de debilitarse, ya que una declinación de los precios de las materias primas reduce los ingresos por exportaciones y aumenta el temor a que el déficit de la cuenta corriente, la medida más amplia del intercambio comercial, siga ampliándose.
El déficit se disparó a $17.400 millones en el primer semestre del año, el mayor desde que el banco central comenzó a registrar los datos en 1947, al tiempo que las importaciones treparon a un récord. El país tenía un superávit de $2.400 millones en el mismo período del año pasado.
La moneda brasileña se deslizó 4,2% en las dos últimas semanas a 1,6283, al tiempo que el índice UBS Bloomberg Co
nstant Maturity Commodity de 26 productos básicos se hundía 16,6% desde el 2 de julio. Las materias primas representan cerca de un tercio de las exportaciones en la mayor economía latinoamericana.
Para fin del 2009, el real se debilitará 9,5% a 1,8, según el pronóstico mediano de 14 economistas encuestados por Bloomberg. La declinación esperada es la mayor entre las principales monedas. Goldman prevé que el real se depreciará a 1,7 en 12 meses; Morgan Stanley lo ve a 2 por dólar para comienzos de 2010.
“El real está sobrevaluado”, dijo Tony Volpon, economista jefe en la casa de bolsa paulista CM Capital Markets. “Estos signos --las estrellas de Hollywood en la TV, los iPhones importados que vemos por tod
as partes-- son todos ellos evidencias microeconómicas de lo que empezamos a ver en el nivel macroeconómico”.
Brasil ha filmado avisos con estrellas estadounidenses antes. La cervecera de São Paulo Cia. Antárctica Paulista, ahora parte de InBev NV en Lovaina, Bélgica, contrató al cantante Ray Charles y a las actrices Whoopi Goldberg y Kim Basinger para que se sumaran a la estrella del fútbol brasileño Pelé en una campaña de anuncios pasada durante la Copa del Mundo de 1994. La actriz Sharon Stone y el triunfador olímpico Carl Lewis también protagonizaron avisos en los años 1990.
“No era tan común como ahora”, dice Barradas, que ha trabajado en publicidad por 20 años. “Ni se acercaba”.
El contrato de $600 mil firmado por Parker en abril equivale a 976.980 reales al tipo de cambio actual. Estrellas brasileñas como Ivete Sangalo piden cerca de 1,2 millones de reales por contratos similares, según Barradas. El contrato de Parker habría ascendido a 1,8 millones de reales al tipo de cambio de 3 reales por dólar hace cuatro años.
A Gere se le pagó $300 mil, o 488.490 reales, por un corto de 30 segundos para la carioca Niely Cosméticos, según Rodolfo Medina, director general de Artplan, la agencia con sede en Río de Janeiro que manejó el contrato.
Ver comentarios