Enviar
Astilla del mismo palo

Andrés Piedragil Gálvez
América Economía

En el diamante de un campo de béisbol, el “Triple Play” –tres outs en una misma jugada– es un hecho insólito. Para el consumidor actual de servicios tecnológicos, Triple Play (la transmisión por un solo enlace de aplicaciones de voz, datos y video) representa la comodidad de no lidiar con varios proveedores y pagar, en una sola factura, un precio por un paquete de comunicación que incluye televisión por cable, internet de banda ancha y telefonía.
Para el mercado mexicano de telecomunicaciones, Triple Play, además, significa un importante reacomodo en la estructura del nicho y, sobre todo, la llegada al sector de una de las empresas mexicanas más poderosas: Televisa, la empresa de medios más importante de habla hispana. Un brazo con la fuerza suficiente para lograr muchos “home runs”.
La estrategia Triple Play de Televisa se está desarrollando principalmente a través de su filial de TV por cable, Cablevisión, compañía que opera en la capital mexicana y su área metropolitana. El año pasado, la empresa registró ingresos por $181 millones (lo que significó un aumento de 35,7% respecto de 2005) y su número total de suscriptores alcanzó la cifra de 496.520.
Desde hace tres años, Cablevisión ofrece acceso a internet de banda ancha (cerrando 2006 con 96.035 clientes en el rubro de conexión de datos, un incremento del 57,5% en comparación con el año previo).
La consolidación de la compañía como proveedor de servicios Triple Play llegó en julio de este año, momento en el que la empresa inició su servicio de telefonía en Ciudad de México. A la fecha, la aplicación ya cuenta con alrededor de 1.500 líneas telefónicas; 80% de ellas son primeras líneas, es decir, ha desplazado a otros proveedores como Telmex y Axtel.
Aunque la cifra aún es insignificante, con ellas Cablevisión empieza a competir en las grandes ligas. “Ya no nos vemos como una firma de TV por cable, hoy somos una empresa de telecomunicaciones”, dice Guillermo Saucedo, director de Mercadotecnia de Cablevisión.
Pero Televisa no estará sola en este mercado. Otros operadores, como Axtel o Maxcom –vía alianzas con empresas de TV por cable con operaciones en algunas ciudades mexicanas– ya están ofreciendo servicios Triple Play y trabajan para ampliar su cobertura.
No obstante, Cablevisión es la que podría construir la estrategia Triple Play de mayor alcance e impacto. Algo que se confirmó recientemente: a través de su filial Cablestar –compañía propiedad de Cablevisión (al 70%), Cablemás y Televisión Internacional–, Televisa adquirió, por $325 millones, al operador telefónico Bestel.
Como si fuera poco, la empresa de Emilio Azcárraga Jean tiene una participación importante en las otras dos empresas propietarias de Cablestar: 50% en Televisión Internacional y 49% en Cablemás.
Para Televisa, la compra de Bestel –un carrier de carriers, en la jerga de telecomunicaciones, que ofrece servicios de transmisión para operadores en México y Estados Unidos– incluye dos grandes activos. En primer término, una red de fibra óptica de 8.000 kilómetros que podrán enlazarse con los 11.060 kilómetros de red totalmente digital de Cablevisión –que pasa por millón y medio de hogares–. Y el activo con mayor potencial: Bestel tenía un acuerdo de interconexión con la gigante de telefonía Telmex. Un valor muy importante para cualquier empresa que desee ofrecer servicios asociados a la telefonía, ya que estos convenios dan acceso a más del 90% de las líneas telefónicas que existen en México y que están controladas por la telefónica de Carlos Slim.
Además, Televisa ya está pensando en el “Cuádruple Play”; ya que Cablevisión ha anunciado que buscará participar en las próximas licitaciones de las frecuencias WiMax, con la intención de añadir servicios móviles, voz y datos, a su portafolio de servicios.
En todo caso, la intención tiene un futuro incierto, ya que la Comisión Federal de Competencia ha recomendado que Televisa y Telmex sean marginadas de dicho proceso, con la intención de proteger la competitividad en el nicho que impulsará esta tecnología inalámbrica.

Ver comentarios