Enviar
Apreciación real del colón golpea competitividad

Caída del Indice de Tipo de Cambio Real durante 2008 afectó exportaciones, influyendo en el crecimiento del déficit del saldo de la balanza comercial

Víctor Sanabria
[email protected]

El Indice de Tipo de Cambio Real multilateral que mide la competitividad de los bienes y servicios producidos en Costa Rica con respecto a la de sus principales socios comerciales, se apreció un 10% durante los primeros 10 meses de 2008. Además, el Indice de Tipo de Cambio Real bilateral con Estados Unidos se apreció un 8%.
La caída de ambos indicadores ha impactado negativamente la competitividad de las exportaciones de los productores costarricenses, influyendo además desfavorablemente en la estructura de costos de las empresas.
Ello influyó en el incremento en un 60% del déficit de la balanza comercial en 2008 frente a 2007, según cifras del Banco Central.
Según analistas, la apreciación en términos reales que vienen presentando ambos índices responde al mayor incremento que presenta el nivel de precios en el país con relación al de Estados Unidos.
Otra causa es que la depreciación nominal del colón frente al dólar, a través del modelo de bandas cambiarias, ha sido menor al diferencial de inflaciones de los socios comerciales.
Matemáticamente, el indicador de tipo de cambio real multilateral se calcula a partir de los diferenciales de inflación de Costa Rica con sus principales socios comerciales y la variación de sus monedas, entre otros factores. En el caso del bilateral, se contemplan las mismas variables pero con respecto a Estados Unidos, por ser el principal socio comercial del país.
“Existen elementos de corte transitorio, como la aceleración de la inflación con respecto a los socios comerciales, en un contexto donde el tipo de cambio ha fluctuado”, dijo Rodolfo Chévez, gerente de riesgo, análisis y desarrollo de CAMMB.
Especialistas proyectan que es probable que prevalezca una ampliación en el diferencial inflacionario de Costa Rica con respecto a sus principales socios comerciales en el corto plazo, lo que tendería a reforzar la tendencia actual.
“Un tipo de cambio real apreciado impacta negativamente la competitividad de las exportaciones. Pero de la misma forma, impacta positivamente en el poder de compra de la moneda nacional, lo que beneficia a los consumidores de bienes finales”, afirmó Adriana Rodríguez, analista del departamento de Investigaciones Económicas de Acobo.
Aunque es claro que la apreciación puede perjudicar el desempeño de una compañía, este depende de otras variables, como la calidad de su gestión, del ambiente de negocios y la estabilidad macroeconómica nacional, entre otras.
“La productividad está determinada principalmente por la mano de obra, el capital y la tecnología que utilizan las firmas, y si los exportadores quieren aumentarla deben mejorar estos factores y no depender de la vía del tipo de cambio”, comentó Gina Ampiée, gerente de INS Valores.


Ver comentarios