Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Airbus araña liderato de Boeing

| Jueves 17 enero, 2008



Airbus araña liderato de Boeing


Toulouse- El fabricante aeronáutico europeo Airbus tuvo un año 2007 récord tanto en pedidos como en aviones entregados, pero no pudo superar a su rival estadounidense Boeing, y además la continua devaluación del dólar le va a llevar a endurecer su plan de ajuste en las próximas semanas.
Airbus recibió el pasado ejercicio encargos de 1.341 aviones por un valor de $157.100 millones, a precio de catálogo, alrededor de un 30% por encima de los 1.111 de su anterior récord en 2005, pero por debajo de los 1.413 obtenidos por Boeing.
En cuanto a las entregas, la filial de EADS puso en manos de sus clientes 453 aparatos, 19 más que en 2006.
Tom Enders, presidente de Airbus, quitó importancia en rueda de prensa
al hecho de que Boeing les haya ganado en ventas por segundo año consecutivo: “lo que cuenta para nosotros es que fue un año récord”, la “confianza de los clientes” y los precios.
Del total de ventas logradas en 2007, hubo 903 aviones de la familia A320 de un solo pasillo, 405 de las A330/A340/A350 y 23 de su modelo gigante A380, del que entregó su primera unidad en octubre a Singapore Airlines y la segunda la semana pasada.
Enders destacó el buen comportamiento del futuro modelo de capacidad media y largo alcance A350, que “está atrapando rápidamente” a su competidor, el 787 de Boeing.
Airbus recibió el pasado año pedidos por 290 unidades de este aparato -que debe entrar en servicio en 2013- de 12 clientes, y en total la cartera de pedidos es de 292.
Para 2008, el presidente consideró prematuro avanzar por el momento una cifra de ventas y comentó que “las perspectivas de la industria son muy buenas, pero no en el nivel de 2007”.
Sí se aventuró a decir que la empresa tiene intención de entregar “más de 470” aviones, y para ello aumentará las cadencias: 34 unidades de los A320 al mes (que pasarán a 40 en 2010), ocho de los A330/A340 también al mes (10 en 2010) y 13 A380 en todo el año (4
mensuales previstos para 2010.
A más largo plazo, Enders recordó que la cartera de pedidos a finales de 2007 era de 3.421 aviones por entregar, lo que equivale a cinco o seis años de actividad.
Además, el responsable comercial subrayó que Airbus está “bien posicionada” en mercados con fuerte potencial como China o India.
Uno de los grandes nubarrones que oscurece el futuro de la compañía europea es la continua depreciación del dólar frente al euro, invocada como razón para que se estén planteando “medidas adicionales” al plan de ajuste “Power 8” presentado hace diez meses y medio, y que ya preveía entonces como principal punto la supresión de 10 mil empleos en Europa.
El presidente de Airbus no quiso dar detalles sobre su contenido, que debería darse a conocer a partir de finales de mes, aunque avanzó que “no tenemos planes para recortes
suplementarios (de empleos) en 2008”.
En 2007 se cumplieron con creces los objetivos de “Power 8”, por ejemplo al reducir las plantillas de estructura de Airbus y de sus proveedores en Europa en unas 3 mil personas, o con un ahorro de gastos de unos 500 millones de euros.
El director general de la compañía Fabrice Brégier, dio algunas pistas sobre el endurecimiento del plan de ajuste al insistir en que debe aumentar el peso de la actividad de la empresa fuera de Europa, aunque también dijo que eso se puede conseguir sin destrucción de empleo en el Viejo Continente.
Brégier puso como ejemplo la construcción de una nueva planta para el ensamblaje de la versión de carga del A330 con 1 mil empleados en Estados Unidos, condicionada a la obtención de un contrato de aviones nodriza para el ejército de ese país.
Otro de los puntos negros del balance de Airbus en 2007 fue el programa de su avión de transporte militar A400M, cuyo ensamblaje final se lleva a cabo en Sevilla, y que acumula retrasos de entre seis meses y un año.
El director general precisó que a los 352 millones de euros que ya se habían establecido como provisión en las cuentas de 2006 para hacer frente a las pérdidas por esos retrasos, habrá que añadir finalmente unos 1 mil millones en las de 2007.
Brégier se mostró esperanzado de que no habrá nuevos aplazamientos que conlleven más provisiones en 2008, y para eso se tiene que cumplir el calendario actual, y el próximo paso importante es el primer vuelo durante el próximo verano.