Enviar
Lunes 19 Enero, 2015

Crear una empresa implica tomar riesgos, contar con experiencia en la actividad, innovar, capacitarse y trabajar muy duro, entre otros


Actualidad y futuro del emprendedurismo


En la actualidad está de moda hablar de emprendedurismo. En este artículo trataré desde mi perspectiva y experiencia, definir qué es un emprendedor empresario (no todos los emprendedores son empresarios).
La definición no es nada sencilla, ya que el crear una empresa implica tomar riesgos, contar con alguna experiencia en la actividad, innovar, manejo de personal, capacitarse, trabajar muy duro, enfrentar fuerte competencia y tener visión de futuro.
Adquiere obligaciones con la Caja Costarricense del Seguro Social, con el Instituto de Seguros, con municipalidades, con el Ministerio de Salud y tributarias. Además, invertir sus ahorros o los de su familia, asumir una deuda y cumplir con los compromisos adquiridos.
Un emprendedor empresario que desea crear su propia empresa es aquella persona que ha venido madurando una idea de negocio, que visualiza un mercado, que tiene la motivación y el conocimiento para orientar la creación y puesta en marcha del negocio, cuenta con la convicción de que logrará su objetivo y está dispuesto a vencer todos los obstáculos que se le irán presentando, convencido de que el éxito no llegará fácil y que el esfuerzo de hoy será la recompensa del mañana.
Un emprendedor empresario debe contar con algunas características que son comunes, sobre todo en aquellos hombres y mujeres que han logrado el éxito.
Deberá contar con una gran pasión, que lo impulse a sentir motivación por lo que hace, ser perseverante para lograr su objetivo, tener la confianza que lo logrará, ser creativo, competitivo, solidario, cumplir a cabalidad con sus clientes y proveedores y manejar su empresa en forma ordenada.
También deben tener presente mejorar sus conocimientos para beneficio de su empresa, ya sea en el INA, colegios técnicos, vocacionales, agropecuarios, universidades, para nombrar algunas.
Estas instituciones tienen una gran responsabilidad preparando a sus alumnos no solo para trabajar en las empresas, sino también al brindarles el conocimiento para conducir sus propios negocios.
Por otro lado, existen emprendedores empresarios que no han podido acceder a una educación técnica o formal, pero cuentan con el deseo y habilidad para hacerlo, razones para que las instituciones públicas y privadas con programas relacionados con este sector, brinden asesoría y capacitación, a todos los que la requieran, pues de ello depende una gran parte de su éxito.
Ante una fuerte competencia en el mercado, las mipymes deberán prepararse para enfrentar con mayor solidez empresarial a clientes cada vez más exigentes, lo que obliga a los administradores a mejorar los conocimientos técnicos, administrativos, contabilidad de costos, finanzas, manejo de personal, nuevas tecnologías, innovación, control de calidad, mercadeo, ventas, procesos de producción, servicio al cliente y a la vez asumir un compromiso con el medio ambiente.

José Francisco Bolaños Arquín

Administrador de negocios

[email protected]