Enviar
Viernes 29 Junio, 2012

Acerca de los postes de CNFL

Leí con asombro un artículo del señor Carlos Denton acerca del problema generado por la colisión de conductores irresponsables contra postes de la red de distribución de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, S.A., muchas veces vinculadas con el exceso de velocidad, conducción bajo los efectos del licor; situaciones que a menudo tienen implicaciones de mayor gravedad.
Preocupa el desconocimiento del señor Denton respecto a las regulaciones y acerca de las causas de los incidentes, aunque en CNFL somos generosos en explicar qué es lo que pasa y cómo, siguiendo el debido proceso, los costos de las reparaciones deben trasladarse a los responsables del daño y no a los clientes; que nada tienen que ver con las causas y sus efectos.
CNFL trabaja en la electrificación subterránea desde 1992, cuando se realizaron las primeras obras en el Paseo de Estudiantes; después en 1997 en alrededores del Parque La Merced, el Parque Central y en la Avenida Central, desde el Banco de Costa Rica hasta el Museo Nacional.
Entre 2002–2005 inicia la ejecución de la red subterránea de San José con un costo de $54 millones en 330 manzanas del centro de calle 20 a calle 23 y entre avenida 13 y avenida 20.
Luego se desarrolla el proyecto para la zona industrial en San Antonio de Belén en 2010 con un costo de $1 millón, y recientemente en 2011, el Paseo Colón desde calle 20 a calle 42 con un costo de $5 millones 100 mil.
En CNFL conocemos muy bien nuestro trabajo y la responsabilidad que conlleva; tanto es así que los cables de servicio eléctrico se mantienen a una altura mucho mayor de lo establecido en las normas que regulan esta materia.
Por la capital circulan 44.408 vehículos diariamente, un 1,8% de cinco ejes o sea 800 tráileres, según datos suministrados por la Dirección de Planificación Sectorial del MOPT. Así mismo, en rutas secundarias circulan 16.722 vehículos, un 0,9% de cinco ejes.
Le garantizamos que nuestra red de distribución cumple con la altura establecida por Aresep en el cruce de vías, de 5,50 m sobre el nivel del centro de calle, superior a lo que establece Cosevi (4,15 m) para la altura de circulación de vehículos de cinco ejes (carga).
Lamentablemente estos accidentes pueden ser provocados, como lo mencioné, por conductores irresponsables que no solo llevan cargas con alturas fuera de lo permitido sino que hacen virajes prohibidos con las consecuencias de todos conocidas.
De más, están como evidencias las infracciones registradas por los oficiales de tránsito, que demuestran la imprudencia de algunos conductores y que derivan en estas colisiones afectando la continuidad del servicio.
Tenemos una red de distribución eléctrica eficiente, gracias a la cual contamos en la Gran Area Metropolitana con una disponibilidad de energía mayor al 99,9%, favoreciendo nuestras labores familiares, empresariales y comerciales.
La Compañía Nacional de Fuerza y Luz es una empresa de puertas abiertas. Lo invitamos, señor Denton, a informarse con mayor detalle de cuánto hacemos para servir con excelencia a los clientes y en general, a todos los costarricenses.

Ing. Pablo Cob Saborío
Gerente general
Compañía Nacional de Fuerza y Luz, S.A.