Enviar
Acciones de Aeroméxico se disparan

México
Bloomberg

Consorcio Aeromexico SAB se elevó 8,5% en la sesión bursátil de ayer, sumando este aumento a las ganancias del 30% acumuladas los dos días anteriores, después de que Citigroup Inc. ganara la puja por la aerolínea más grande de México con una oferta de $249 millones.
El miércoles el gobierno acordó aceptar la oferta presenta por la unidad Banamex de Citigroup e inversionistas locales de 2,7159 pesos por acción por su interés mayoritario en la aerolínea.
El grupo liderado por Banamex y el empresario Moisés Saba Masri lucharon por la compañía durante más de un mes compitiendo con oferta tras oferta. El gobierno ha estado intentando vender Aeroméxico por dos años, después de haberla adquirido durante la crisis de 1994.
“Lo más destacable es que la diferencia entre ahora y hace dos años cuando el gobierno vendió Mexicana Airlines, momento en que se criticó que la compañía se había vendido muy barata”, comentó Carlos Ponce, analista de IXE Grupo Financiero. “Esta venta mucho más pública funcionó mejor, al menos términos de precio”.
Las acciones de la aerolínea han sumado un 30% a su valor durante los dos últimos días conforme Saba y Banamex subieron sus ofertas. Una oferta de parte de Grupo Mexicana SA, la segunda aerolínea del país, fue bloqueada por los reguladores de la competencia la semana pasada.
Además de Banamex y José Luis Barraza, en este grupo participan María Asunción Aramburuzabala y Valentín Díez Morodo, del Grupo Modelo; Juan Francisco Beckman, de Casa Cuervo; la familia Canales Clariond, del grupo IMSA; Henry Bremond, de la cadena Liverpool, y Tomás Milmo, de la telefónica Axtel, entre otros
En 2005, el Gobierno mexicano puso a la venta las dos principales aerolíneas, Mexicana de Aviación y Aeroméxico, pero solo logró vender la primera en $165 millones, mientras que canceló la licitación de la segunda debido la ausencia de ofertas atractivas.
Este año, el Gobierno decidió subastar la aerolínea a través del mercado bursátil, proceso que comenzó el 22 de agosto con una oferta de la familia Saba por $99 millones, cifra que elevaron hasta $249,5 millones.
Sus competidores, el Grupo Banamex y los 14 empresarios, contraatacaron con una oferta de $151 millones el 14 de septiembre y que llevaron hasta $249,1 millones, cifra con la que se adjudicaron la aerolínea, debido a que fue la mayor oferta dentro del plazo fijado por Hacienda.
Tras conocer los resultados, el grupo ganador reiteró su decisión de tomar el control de la aerolínea, que estará presidida por el ex líder patronal José Luis Barraza, y de inyectar unos $240 millones de capital fresco.
Por su parte, el Gobierno se declaró satisfecho por el resultado de este proceso tan competido, e indicó que se desarrolló de manera transparente.
La familia Saba, que perdió en la puja, lamentó en un comunicado que en el proceso existieron irregularidades y la falta de claridad al final de la subasta.
No obstante, los empresarios Saba señalaron que “no impugnarán legalmente este proceso, dado que no tienen interés en sostener litigios de años con el IPAB”.
Ver comentarios