Enviar

¡A viajar y conocer mejor!

En estos días que se tiende a la reflexión por acercarse la Semana Mayor le voy a pasar algunos tips para los que toman estos días feriados para vacacionar.

Viajar es una de esas actividades esenciales que deben hacer todos los que quieren llegar a ser mejores personas, siempre y cuando, en cada viaje seamos capaces de tener la apertura y la sensibilidad para ver más allá de lo cotidiano.

Adentrarnos en el destino y tener la sensibilidad de percibir diferencias e ideas nuevas en las conversaciones con la gente con la que nos topamos al viajar, hará que la experiencia sea muy grata de vivir.

Ya sea que viaje por negocios por placer, en pareja, amigos o en familia. Mi trabajo, como reportera de viajes, es inspirarle a viajar más y conocer mejor, por eso le invito a que a la hora de planear su viaje, seleccione, con calma y sin prisa, su destino de vacaciones.

Viajar a los lugares que soñamos nos puede dar más alegría que ir al destino que ofrece la oferta del momento. El hacer las cosas que realmente queremos, con la gente que amamos, como ir a esquiar, a la vendimia de los románticos viñedos, caminar por pueblitos coloniales y dormir en casonas antiguas hoy convertidas en acogedores hoteles boutiques, explorar el corre-corre de las grandes ciudades, ir a un concierto, a un maratón, ir a ver jugar a los famosos Miami Heats en el American Arena, andar en metro, en tren, o descalzos por la playa. Sea lo que se le antoje realmente, búsquelo y regálese ese viaje.

Viajar es una de las experiencias que más unen. Reír, explorar, perderse, probar, es un invaluable regalo.

Cuando ya tenga el destino que quiere planee el viaje a su propio ritmo y seleccione los sitios, restaurantes, museos y todo lo que ese lugar ofrece. No hay que gastar una fortuna, solo aprender a viajar con un presupuesto. Una recomendación es reservar el avión y hotel como mínimo con cuatro meses de anticipación. Busque páginas de comentarios de los tours, antes de irse por la primera opción, y para las comidas también. Haga un presupuesto completo, que incluya hasta los tips, y con un plan de gastos diario de comidas porque generalmente nos antojamos de todo y para todos.

Gail Fernández
Editora Revista Andar de Viaje
[email protected]

Ver comentarios