Logo La República

Lunes, 6 de diciembre de 2021



COLUMNISTAS


UNA cumple 42 años

Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr | Martes 17 marzo, 2015


Al igual que hace 30 años le digo sí a la UNA y continúo nuestra lucha por mejorar lo que somos de cara a una nueva generación de académicos, intelectuales y estudiantes


Reflexiones

UNA cumple 42 años

Llegué a la UNA hace 30 años, en 1985, apenas había cumplido los 15 años y se acentuaba en mí un espíritu joven en búsqueda de libertad, de éxito y sobre todo, dispuesto a descubrir la aventura de la educación superior, que fue posible mediante un programa de becas Omar Dengo, que nos trajo a la UNA con la ilusión de convertirme en un profesional útil para este país.
Cómo no estar agradecido hoy, 30 años después de haber podido sacar mi bachillerato y licenciatura en economía en aquella época, donde las dificultades económicas de mi familia eran mayúsculas y me hubiese sido imposible estudiar la universidad.
La Universidad Nacional ha sido desde entonces mi segunda casa, el lugar donde se han hecho realidad mis sueños, mis anhelos y mi vida profesional.
Luego de pasar por una maestría en el ITAM en México y haber terminado un doctorado en economía del cambio institucional en Dinamarca, he pasado buena parte de mis años como profesional al lado de esta institución benemérita y que sigue siendo mi ocupación y desvelo.
Al cumplir 42 años de su fundación, la UNA confronta importantes desafíos para seguir siendo la universidad necesaria para el país.
Renovar su oferta académica, fortalecer la investigación y su impacto, la transferencia tecnológica y el desarrollo de mecanismos más modernos de difusión de su quehacer, son, entre otros, grandes retos de la institución que hoy cubre buena parte del territorio nacional, desde Coto y Pérez Zeledón hasta Liberia y Nicoya, pasando por las nuevas áreas en Sarapiquí y las estaciones en Puntarenas y Punta Morales.
Hoy, a sus 42 años, la UNA sigue dando qué decir sobre el desarrollo de la ciencia, el arte, la cultura y sobre todo, su compromiso con los sectores menos favorecidos de la sociedad.
Hoy, al igual que hace 30 años le digo sí a la UNA y continúo nuestra lucha sin fin por mejorar lo que somos de cara a una nueva generación de académicos, intelectuales y estudiantes que gritan con vigor por la modernización de la institución y su adaptación a las condiciones de este siglo XXI.
En un marco de mayor coordinación y ya con cuatro instituciones hermanas en el ámbito público, la UNA se compromete con el bienestar del país y debe proponerse avanzar sin temor por los caminos de este siglo XXI, con un renovado Estatuto Orgánico y reglas del juego claras, flexibles, desconcentradas y sobre todo, actualizadas a la sociedad de nuestro tiempo.
Felicidades a todos los académicos, estudiantes y administrativos que conformamos la familia UNA. Sí, porque la UNA somos todos, todos Juntos por la U.
 

Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com
 

NOTAS ANTERIORES


Meditando el voto 2022

Viernes 03 diciembre, 2021

Una vez más la clase política se ha separado en grupúsculos para ofrecer como candidatos a personas que también lo son a diputados

¿Qué hacer con JAPDEVA?

Miércoles 01 diciembre, 2021

Al principio tuvo algún éxito con proyectos de desarrollo, pero según avanzaron los años los fines sociales y desarrollo se fueron enterrando frente a los altos







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.