Enviar

Dejar asuntos como el caos provocado por el inicio del funcionamiento de Integra2 en una nebulosa perjudica a los costarricenses, genera desconfianza hacia los gobiernos, pérdidas al erario público y retraso en el avance hacia una administración pública aceptable


Sigue caos heredado en el MEP

Son muchos los interrogantes ante la situación generada por la compra de la plataforma Integra2 por parte del Ministerio de Educación durante la administración Arias.
El sistema se adquirió en 2008 por un costo de casi ¢1.200 millones, mediante contratación directa a la empresa Grupo Asesor en Informática S.A. y se fijó que los trabajos serían durante dos años y ocho meses.
Pero además, según dio a conocer la prensa en mayo 2014, el contrato supuestamente estableció que la mencionada empresa es la responsable de la arquitectura central de información sobre la base de Integra, de la adaptación al sistema de información y creación de nuevos componentes, y, entre otras obligaciones, de la capacitación del personal y el soporte técnico.
También se comprometió Grupo Asesor en Informática (GAI) a la instalación y prueba del sistema.
Como sabemos, lo que ocurrió luego fue que nos enteramos de que la nueva plataforma Integra2 no acepta para sus procesos datos como cédulas o permisos de trabajo vencidos (estos últimos en el caso de trabajadores extranjeros), entre otros, que hacen que se incumpla con los pagos a tiempo y en otros casos que se pague sumas que no se deben cancelar, como por ejemplo, a personas fallecidas.
¿Habría informado GAI sobre la posibilidad de que surgieran graves problemas si los datos correctos no estaban a tiempo y debidamente ingresados a la plataforma Integra2, para el pago a las planillas del MEP?
¿Se creyó que Integra2 sería como una especie de varita mágica que arreglara de un momento a otro las fallas en la comprobación y actualización de documentos en el MEP?
¿Quién era responsable, antes y después de Integra2, de informar al país lo que estaba ocurriendo a lo interno del MEP?
La realidad es que en los días del traspaso de poderes a las nuevas autoridades de gobierno estalló la polémica en los medios de comunicación sobre este caso y también una huelga de educadores.
¿Por qué se inició en la administración Chinchilla el funcionamiento de la nueva plataforma de pago de planillas en el MEP si esta no podía operar bien al no tener los datos correctos a tiempo?
Es indispensable volver sobre el tema porque a la fecha los educadores públicos reciben ¢1.696 millones en pagos de más y hay 4.670 casos en la vía administrativa para intentar recuperación de dineros.
Si los costarricenses pagan por la contratación de instrumentos para un buen funcionamiento de las instituciones públicas, a pesar de lo cual los sistemas contratados no funcionan, debemos saber por qué y quiénes han sido los responsables.
Dejar asuntos como el caos provocado por el inicio del funcionamiento de Integra2 en una nebulosa perjudica a los costarricenses, genera desconfianza hacia los gobiernos, pérdidas al erario público y retraso en el avance hacia una administración pública aceptable.

Ver comentarios