Enviar

HARVARD

Saque a la luz voces más silenciosas de su equipo

201304162302360.h.jpg
En los grupos muchas veces sucede que la persona no experta, la atípica o quien no está a cargo es quien tiene la idea más interesante. Debe idear formas para escuchar a esa persona o siempre la ahogará. A continuación cómo hacerlo:

1 Ventile diferencias
Hable abiertamente de las oportunidades y desafíos de trabajar juntos. Hágalo anónimamente dejando que la gente escriba sus preocupaciones para después.

2 Deje hablar primero al que no es experto
Cambie la relación entre el experto y el novato. Comience la reunión dejando que los que tengan menos experiencia sean los primeros en expresar sus perspectivas.

3 Pregunte qué falta
Esto debe ser trabajo de una sola persona. No asigne la función con antelación. Más bien seleccione aleatoriamente a una persona de la reunión para que todos pongan atención y estén igualmente preparados.


Atrape a su audiencia de inmediato

Una presentación exitosa depende de un público comprometido, al que debe enganchar desde el principio. Abra con un comentario, una pregunta, una historia relevante, una declaración o un ejemplo que atrape la atención de los oyentes. Luego, utilice el resto de la apertura para definir el propósito de su presentación y dé un breve avance de los puntos principales. También tiene que establecer su credibilidad. O, si es apropiado, haga que otra persona con autoridad presente su charla. No exagere en este paso. A su audiencia no le interesa todo su currículo y podría hacerla enojar si fanfarronea. Por último, asegúrese de explicar desde el principio por qué a su audiencia le debe importar lo que dirá. Asegúrese de responder qué ganan ellos.

Refute los mitos que frenan a su empresa

Cada organización tiene mitos sobre quiénes son sus grandes líderes, qué comportamientos hay que admirar e imitar y qué quieren los clientes. Estos mitos raramente cambian, aun cuando el paisaje competitivo sí lo hace. Son más evidentes cuando alguien propone una idea que parece descabellada porque va en contra de una de estas creencias intocables. La próxima vez que su equipo comience a desestimar una idea, pare e identifique el mito que está en juego. Pregunte a su equipo si las bases para la desaprobación de hecho son ciertas. Puede ser difícil criticar a sus propias leyendas internas, así que busque una perspectiva externa para ver la cuestión a través de los ojos de una tercera persona. Con esas opiniones presentes, reconsidere la idea descabellada.


Temas de conversación

Tareas parecen más fáciles cuando se promete ayuda
A la gente que le pidieron calcular el peso de una caja de papas, calculó un 10% menos si previamente le ofrecieron ayuda para cargarla, según un equipo encabezado por Adam Doerrfeld de la Universidad Rutgers. Nuestras percepciones están determinadas no solo por lo que podemos hacer por nosotros mismos sino por lo que creemos que podemos hacer con ayuda de otros, según señalaron los investigadores.

Compañías se enfocan en los sonidos que emiten sus productos
Un equipo de Clinique probó aproximadamente 40 prototipos del envase para su rímel High Impact Extreme Volume antes de decidirse por un mecanismo que emite un clic suave y nítido al girar la parte superior para cerrarla —asegurando así a los usuarios que el tubo está cerrado y transmitiendo sutilmente una sensación de elegancia—. Los sonidos que producen los artículos de consumo son cada vez más importantes para los comercializadores y consumidores por igual: Sharpie considera que el sonido “scric scrac” de sus marcadores es parte importante de la experiencia que vive el usuario y las ventas de Frito-Lay’s bajaron cuando la compañía introdujo una bolsa biodegradable para su producto SunChips que resultó ruidosa y molesta para los consumidores.



Ver comentarios