Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Mercado negro en Argentina resulta irresistible para los turistas

Bloomberg | Viernes 17 octubre, 2014

Argentina no tiene acceso a los mercados de capitales, los precios de los productos básicos se están viendo afectados por un enorme shock y tiene un enorme servicio de deuda.


Mercado negro en Argentina resulta irresistible para los turistas

Ana Laura Estefania, una uruguaya de 29 años, decidió ir de vacaciones con su familia a Buenos Aires el mes pasado después de que la caída del peso argentino hizo que todo, desde la comida hasta los hoteles, fuera más asequible.
“Queríamos ir a algún lugar con mis padres y toda la familia”, dijo Estefania, propietaria de una empresa de publicidad.
“Buenos Aires está cerca y pensamos que sería más barato debido al tipo de cambio. Comer es barato, el transporte es barato, el alojamiento es barato, todo es mucho más barato”, aseguró.
Como muchos de los turistas que viajan a Argentina, Estefania recurrió al mercado negro ilegal para aprovechar la caída del peso después de que el país entró en cesación de pagos en julio. Allí, conseguir moneda local cuesta 74%  menos que al tipo de cambio oficial. Eso está privando al banco central de los dólares que los turistas ingresan al país en un momento en que sus reservas en moneda extranjera rondan un mínimo en ocho años y profundiza las pérdidas para los inversores en bonos en pesos.
Si bien el gobierno dijo el 7 de octubre que el número de viajeros extranjeros creció 21% en agosto respecto del mismo período el año anterior, el peso cayó 3,2% en los últimos dos meses.
La caída llevó las pérdidas sobre deuda en pesos hasta 6,7% en dólares desde que Argentina entró en cesación de pagos, más que la caída promedio de 5% para los mercados emergentes, según Barclays Plc.
El peso se devaluó aún más en el mercado negro en los últimos dos meses, desplomándose 16,5% hasta 14,73 pesos por dólar. Y en el mercado llamado contado con liquidación, donde los argentinos obtienen moneda extranjera comprando y vendiendo activos en pesos y dólares, la moneda local se desplomó 23,5%  hasta 13,25 pesos por dólar. Esto se compara con un tipo de cambio oficial de 8,47 pesos por dólar.
“El dólar en el mercado paralelo da mucho más que al cambio oficial y es un gran incentivo para venir a Argentina y gastar”, dijo Pérez Duhalde, analista en la firma de investigación abeceb.com, con sede en Buenos Aires.
La brecha cada vez mayor entre los tipos de cambio llevó al gobierno a reprimir las casas de cambio ilegales en Buenos Aires y aumentar la presión sobre los inversores para que dejen de negociar títulos con el fin de obtener la moneda estadounidense.
Jesica Rey, portavoz del Ministerio de Economía, se negó a hacer declaraciones.
En la primera reunión con ejecutivos de los mayores prestamistas internacionales y locales del país, el recientemente designado presidente del banco central, Alejandro Vanoli, dijo que se implementarán “controles para el cumplimiento estricto de las normativas cambiarias”, según un comunicado de la autoridad monetaria con fecha 6 de octubre.

Bloomberg