Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



COLUMNISTAS


Lo bueno, lo malo y lo feo

Leiner Vargas [email protected] | Martes 11 diciembre, 2012


Como en el fútbol, la ciudadanía no piensa que se ha jugado bien y mucho menos, le agrada el resultado del juego. Pareciera que ya se aspira al cambio de entrenador


Reflexiones

Lo bueno, lo malo y lo feo

En el claroscuro de 2012 el resultado al final pareciera haber pasado una cara factura a la administración Chinchilla Miranda, lamentablemente el Gobierno y sus asesores principales, no lograron resultados significativos en campos estratégicos y como tal, se generaron más sombras que luces a este 2012.
Las sombras son por lo general más observables que las luces, cuando la desconfianza y la desesperanza se apoderan del país, lo que es aún más cierto para una cuarta parte de la población que es pobre o casi pobre. Como en el fútbol, la ciudadanía no piensa que se ha jugado bien y mucho menos, le agrada el resultado del juego. Pareciera que ya se aspira al cambio de entrenador.
Las luces del gobierno vienen de una apuesta por la inversión en educación que pareciera sostenerse a pesar de la crisis fiscal, el esfuerzo por reducir la delincuencia y profesionalizar la Fuerza Pública y algunos logros en reducción de trámites y mejoras en el tema ambiental del país.
Efectivamente es menester decirlo, el gobierno ha logrado sostener la estabilidad económica de corto plazo y el relativo buen estado de las cuentas macroeconómicas, a pesar de que el déficit fiscal se acrecienta y los desequilibrios sociales aumentan en este 2012.
Lo malo del gobierno ha sido su incapacidad para realizar logros concretos en diversos campos de política pública y de la obra pública. Se ha enredado en muchos cambios de timón de su gabinete ya sea por negligencia o incompetencia de sus ministros y ministras.
Una reforma fiscal perdida en la última instancia judicial da cuenta de un gobierno dividido en su enfoque fiscal. Un sistema financiero público que sigue sus propias reglas y castiga a la clase media endeudada, un RECOPE sin rumbo ni timón que insiste en construir una refinería ruinosa para el país, un RACSA, al borde de la quiebra que no parece tener un rumbo claro.
Al lado de ellos, el ICE se enfrenta a crecientes pérdidas en su sector de telecomunicaciones y a un futuro incierto con posible apagón en materia energética. En lo político, el panorama no ha mejorado a pesar de la caída de la alianza en la Asamblea.
Lo feo del gobierno sigue y seguirá siendo la insólita trocha, que nos hace recordar a los costarricenses los malos momentos del Banco Anglo, los desastres del caso Caja-Fischel o hasta el mismo, ALCATEL.
Así las cosas, los resultados de 2012 nos hablan de un país con un deterioro de sus condiciones de vida y una economía que apenas y ha logrado sortear la crisis.
El aire del gobierno ya no da para mucho y pareciera que los fuegos electorales hacen de 2013 un año de transición. Siempre es bueno abrigar la esperanza de que la Presidenta y su Gobierno puedan al menos aminorar sus fracasos y obtener algunos logros significativos para bienestar de todos, al final lo bueno, lo malo y lo feo del gobierno de Chinchilla nos afecta a todos.


Leiner Vargas Alfaro

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


WeChat: el nuevo objetivo de Trump

Jueves 24 septiembre, 2020

Resuelta, en apariencia, la batalla por TikTok, Trump se enfila contra WeChat, sin embargo, un juez se ha interpuesto en su camino.

Den al Estado lo que es del Estado…

Jueves 24 septiembre, 2020

Con micrófono en mano, acompañado de un camarógrafo y varios metiches con celulares inteligentes listos para grabar la respuesta, el periodista conocido...

¿Cómo estimular al sector privado?

Miércoles 23 septiembre, 2020

Cómo crear condiciones que permiten al sector productivo (privado) estabilizarse y crear riqueza y más empleos para los costarricenses







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.