Enviar
Viernes 14 Noviembre, 2014

Las PPP nos han dado villanos y héroes; analicemos todos los casos, para que en el futuro Costa Rica genere obra y servicios públicos del más alto nivel


La participación público-privada

Recientemente, en Costa Rica hemos tendido al maniqueísmo. Por ejemplo, al debatirse sobre las diferentes formas de participación público-privada (PPP) como la concesión de obra pública, vemos dos extremos: quienes las presentan como soluciones mágicas y quienes las califican como villanos.
Después de realizar cuatro estudios de caso para la Fundación Aliarse, financiados por el gobierno del Reino Unido, sobre diferentes instancias de PPP, llego a la conclusión que hemos alternado entre la vergüenza y el heroísmo.   Además, tenemos suficientes lecciones aprendidas para lograr excelentes PPP en el futuro.
En el pasado, varias PPP han surgido por falta de recursos y obstáculos legales.  En el futuro, estas decisiones deben basarse en un esquema que considere, entre otros: análisis financieros, análisis de grupos de interés clave, y valoración de múltiples escenarios de riesgos.
Carteles de licitación  robustos.  Los procesos de licitación deben ser claros y detallados.  Si en el cartel de licitación se hacen cálculos realistas de los diversos costos, habrá tanto más y mejores ofertas. 
Un buen ejemplo es el de la CCSS en la licitación realizada para contratación de servicios de administración de varias áreas de salud.   En este caso hubo un alto nivel de contestabilidad y la adjudicación se realizó tanto basada en costos como en indicadores de desempeño medibles.
Contratos que eviten la ambigüedad.  En el contrato debe evitarse cualquier fuente de ambigüedad relacionada con los riesgos que son transferidos a la contraparte privada.   Los primeros años del contrato de gestión interesada en el Juan Santamaría muestran las consecuencias de ignorar lo anterior.   
Uso de la TI. En las PPP, la tecnología de la información puede facilitar mucho los procesos de supervisión. Un caso de ello es el sistema para monitorear en tiempo real los barcos que transitan por Puerto Caldera.
Monitoreo minucioso de procesos y resultados.   El monitoreo de procesos es vital; esto permite detectar problemas antes que se vuelvan inmanejables. Además, de nada sirve la eficiencia, si esta no conlleva a la eficacia; por ello, las contrapartes gubernamentales deben prepararse concienzudamente para medir también resultados. El caso de los contratos de servicios en la CCSS provee lecciones valiosas de cómo lograr esto.
Consulta de grupos de interés clave. En casos como la negociación con los sindicatos en Puerto Caldera o el involucramiento de la comunidad en el Área de Salud de León XIII-Garabito por parte de Asemeco se han generado lecciones útiles sobre la importancia de tomar en cuenta a los públicos de interés clave desde un principio.
En resumen, las PPP nos han dado villanos y héroes; analicemos todos los casos, para que en el futuro Costa Rica genere obra y servicios públicos del más alto nivel.

Randolph Cardona Brenes