Enviar
La Liga sigue sin arrancar
El líder salió ileso, puntero e invicto del Morera Soto

Aunque luchó por ganar, pese a que Geancarlo González los dejó diezmados, la Liga Deportiva Alajuelense cerró la primera parte con un empate a uno en su cancha ante Pérez Zeledón.
El arranque de las acciones mostró una actitud de Alajuelense de ir a la ofensiva, pero con más vocación y ganas que claridad en el juego, lo que le facilitaba la marca a los generaleños.
El rol de líder e invicto con el que llegó Pérez Zeledón al Morera Soto le valió cierto respeto, aparte de que cuentan con un plantel que sabe llevar el balón de pie a pie hasta el marco contrario.
Las acciones eran parejas, los manudos merodeaban el área de Adrián de Lemos, mientras que Luciano Bostal con remate de media distancia asustó a Patrick Pemberton.
En la normalidad del juego llegó una acción violenta e injustificada de Geancarlo González, quien agredió a Bostal y se fue expulsado, dejando a su equipo con diez y un tiro libre peligroso en contra.
Fue tan peligroso que surgió Robert Arias para soltar un obús potente que superó a la barrera y al portero, para al minuto 26 adelantar a los generaleños, con un verdadero golazo.
Oscar Ramírez movió el banquillo, debía reordenar la defensa, por lo que sacrificó a Fernando Sequeira, quien salió muy molesto, e hizo ingresar a Elías Palma.
Pese a tener un hombre de más en la cancha, no se notó eso a favor de los visitantes, que se posicionaron bien, mas no arriesgaron en ir a liquidar el juego y eso les pasó la factura.
En un tiro libre bien planificado, Alejandro Alpízar simuló que iba a rematar a marco, pero tocó atrasado a la llegada de Cristopher Meneses, quien se enredó con Luis Miguel Valle, pero con tanta fortuna que la pelota quedó donde estaba Jorge Gatgens, justo al frente del marco, quien, sin pensarlo mucho, tocó lo necesario para poner el balón en la red y empatar las acciones.
En la complementaria la Liga fue más, quería ganar, salir de la crisis y para eso requería de los tres puntos a como diese lugar, por lo que apostó al trabajo de Allen Guevara y al de Alpízar para buscar el gol.
Y el pequeño volante se fajó siempre contra el mundo, pero no le alcanzó, ni siquiera cuando dejó a Alpízar con todo el marco a disposición, pero De Lemos, en sensacional tapada, evitó la anotación.
Los minutos se iban agotando y el empate se acrecentaba, sin mayores sorpresas, salvo la violenta falta de Roberto Mudarra sobre Alpízar, que ameritó la cartulina roja.
El marcador no se movió, el empate dejó a los generaleños, al final de la primera vuelta, como líderes e invictos y a la Liga, sumida en una novena posición, muy pobre para los tricampeones.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios