Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 25 Febrero, 2015

En la península de Nicoya, el Distrito de Riego Arenal-Tempisque bota 500 millones de metros cúbicos de agua al golfo de Nicoya anualmente


Guanacaste, ¿qué hacer con el agua?


Hay más de un hotel grande que tiene que contratar diez o más camiones tanqueros de agua a diario para suministrar el líquido a sus huéspedes; el costo es elevado y obliga cobrar más por las habitaciones.
En Guanacaste hay miles de hectáreas de tierra fértil que no se pueden cultivar porque no hay agua. Los agricultores se empobrecen y se importan productos que pudieran cultivarse acá.
Algunos agricultores y hoteleros están extrayendo el agua de los acuíferos; el problema es que estos se agotan si no se renueva su contenido y nadie lo está haciendo.
No es suficiente que llueva en una temporada; para depender de los acuíferos habría que reponer manualmente o con máquina el agua en el invierno.
Mientras que se vive este problema en varios cantones, especialmente en la península de Nicoya, el Distrito de Riego Arenal-Tempisque bota 500 millones de metros cúbicos de agua al golfo de Nicoya anualmente.
Se tiene que preguntar, ¿dónde están los diputados que “representan” a la provincia de Guanacaste? Sinceramente no importa su color político, sería lógico pensar que en esto habría un consenso y que ya estarían presentando un proyecto de ley que pudiera ayudar a resolver este problema. Esto no es ideología, o una negociación con cálculos electorales o por puestos. Aquí se trata del desarrollo de la provincia que representan frente al gobierno nacional.
Los alcaldes de los cantones afectados, ¿qué han hecho para buscar solución? Hay más de uno que es sumamente bien pagado, tomando en cuenta el estado económico del cantón a su cargo.
Que subejecuten los presupuestos de las alcaldías a un extremo poco visto pudiera ser perdonado por su falta de preparación; pero una lucha para obtener agua para todos los pobladores no requiere mucha formación. O ¡sí o sí!
Quizás el 25 de julio, cuando sesiona el poder ejecutivo en la provincia, sería bueno avisar a los ministros y al Sr. Presidente que no será posible servirles agua. Tendrán que tomar gaseosas o algún enlatado después de participar en los bailes folklóricos allí en el calor.
Si los diputados no han presentado un proyecto para mejorar la situación antes de esa fecha, que los alcaldes preparen y entreguen al poder ejecutivo uno suyo. Más de uno quiere reelegirse en febrero del año entrante; que demuestren su visión y capacidad en parte con este asunto.
Guanacaste es una provincia que está despegando económicamente en la actualidad, gracias al aeropuerto Daniel Oduber, que permite al turista llegar directamente a Liberia, y a inversiones en infraestructura han llegado proyectos de desarrollo importantes. Pero sin agua es difícil que se logre todo lo que los costarricenses quieren.
Personalmente vi la construcción con capital argentino de un hotel de 200 habitaciones en Tamarindo. La vista del mar de cualquier punto de esta propiedad es espectacular, ya que se encuentra en una colina. Los tanqueros cargando agua tendrán que cobrar más por el esfuerzo de subir la cuesta.

[email protected]