Fundación Neotrópica galardonada por el INBio
“Es un reconocimiento a las comunidades y ecosistemas con los que trabajamos, sobre todo a nuestras contrapartes en la zona sur del país y a nuestros amados humedales y manglares", dijo Bernardo Aguilar, director ejecutivo de la fundación Neotrópica. ARCHIVO/LA REPÚBLICA
Enviar

Fundación Neotrópica galardonada por el INBio

Entidad recibe premio Mérito a la Conservación de la Biodiversidad Costarricense

Los 29 años de trayectoria nacional en la conservación de la biodiversidad costarricense de Neotrópica, fueron reconocidos por el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).

201411062350570.codd.jpg
La fundación recibió el premio Mérito a la Conservación de la Biodiversidad Costarricense 2014. El galardón se entregó el martes pasado en las instalaciones del INBioparque en Heredia.
“En congruencia con las cinco convocatorias previas, con esta premiación se consolida una tradición de reconocimiento de la labor de individuos o instituciones que de manera cotidiana realizan notables esfuerzos en la conservación de nuestra biodiversidad”, comentó Luko Hilje, presidente del jurado.
Uno de los principales aspectos que se reconocieron es el trabajo que realiza la fundación en el Pacífico Sur y Central.
Por ejemplo, el proyecto “Azul Comunitario” promueve acciones para la conservación de los humedales, que resulta en una gran contribución para la lucha contra el cambio climático, según Neotrópica.
En conjunto con el Sistema Nacional de Áreas de Conservación se identifican los lugares que pueden integrarse al programa.
Actualmente trabajan en diversas comunidades de la península de Osa y Golfo Dulce y se espera llegar a la península de Nicoya próximamente.
La iniciativa trabaja con estudiantes de escuelas públicas y voluntarios, quienes recolectan semillas de diferentes especies de mangle para realizar la reforestación.
Paralelamente el programa desarrolla procesos de educación ambiental y formación comunitaria para sensibilizar sobre la importancia de proteger los ecosistemas marinos y costeros.
“Las comunidades locales podrán obtener beneficios económicos adicionales a través del turismo y la conservación de los manglares, además de mayor conciencia y entendimiento por parte de la población”, aseguró Bernardo Aguilar, director ejecutivo de Neotrópica.
Otros de sus proyectos destacados fueron sus esfuerzos para promover una red de turismo rural en las comunidades de Sierpe, La Gamba, Rancho Quemado, el Progreso, Guadalupe, Alto Laguna y Rincón ubicadas en el Pacífico Sur.
Su principal objetivo es contribuir a la conservación de los bosques de Osa y brindar capacitación a las microempresas turísticas, identificación de fuentes de financiamiento y estrategias para fortalecer dicha red.
Gracias al programa “Azul Comunitario”, la fundación recibió un mérito por su labor y una donación de $11 mil para fortalecer su trabajo, por parte de Ford Company en 2012.
Además, en 1999, la Defensoría de los Habitantes les otorgó el premio a la Calidad de Vida.
La Fundación Neotrópica es una organización privada, sin fines de lucro, fundada en 1985, posee 22 colaboradores, además de voluntarios y grupos de estudiantes que forman parte del equipo.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios