Foto 1
Enviar

Oficializar una flotación administrada de la moneda sería más transparente

Dejen flotar al dólar, ya lo hace

Nuevo presidente del Central quiere estrechar las bandas

Es el momento propicio para declarar la flotación del dólar. Esto porque el precio de la divisa se ha mantenido alrededor de los ¢550 en los últimos dos meses, bastante alejado de las bandas. Lo que constituye una flotación de hecho.

201405182334350.in11.jpg
Si se oficializa la flotación administrada —que vemos hoy— usted no debería ver variaciones abruptas de un día para el otro en el tipo de cambio.
Pero sí lo podría afectar la tendencia que puede ser subiendo o bajando de forma paulatina en el mediano plazo.
Aun sin oficializar el sistema cambiario, el dólar parece estar flotando dentro de una banda muy amplia en la actualidad, bajo un control total por parte del Banco Central con intervenciones, para controlar volatilidades.
Ya son dos meses que la moneda extranjera flota con valores cercanos a ¢550 por dólar en el tipo de cambio. En esta cifra parece haber encontrado estabilidad, sin existir movimientos abruptos como los sucedidos a finales de enero y parte de febrero.
La recomendación que realizan los expertos es que se deje flotar al dólar, que al parecer es lo que hace hoy, ya que el mismo mercado se ha acostumbrado a esta acción.
Además, ya las autoridades cuentan con herramientas de intervención en casos de cambios abruptos por volatilidad tanto para arriba, como para abajo en el tipo de cambio, lo que da indicios de un tipo de flotación administrada.
Por otro lado, el nuevo presidente del Banco Central, Olivier Castro, más bien apunta a tener bandas más angostas, esto produciría una mayor intervención del Central tanto si sube como si baja el tipo de cambio, con los costos que esto implica para el ente emisor. La justificación viene porque se vería una reducción del efecto especulativo.
Con un ajuste en el techo de la banda, trayéndola hacia abajo, el Banco Central asumiría más riesgos en la compra o venta de dólares para mantener dichos límites.
Ahora bien, la transición de las autoridades del Banco Central hace pensar que un cambio no se vería en los próximos días, indican los especialistas.
Con su decisión Castro, revierte el camino recorrido por Rodrigo Bolaños y Francisco de Paula Gutiérrez en una transición hacia la flotación, sistema que la mayoría de las economías desarrolladas aplica.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Colaboró Javier Adelfang

Ver comentarios