Enviar

Una de las mejores formas de comenzar a solucionar un problema cuyas causas son múltiples, es actuar sobre aquellas en las que no solo hay consenso de que lo son, sino que hay acuerdo en cómo minimizarlas


Cómo iniciar un círculo virtuoso


Al hablar sobre cómo generar más empleo, no es posible generalizar porque cada país, con sus circunstancias, requiere políticas diferentes.
Es la hora de aspirar a un adecuado progreso mediante la aplicación del conocimiento, la innovación y el talento. Pero también de la experiencia y la sensatez.
Tres factores importantes para que surjan más empleos en Costa Rica están muy bien explicados en una nota de este medio ayer y los mismos se corresponden con la actual situación: a) Costa Rica necesita con urgencia infraestructura, b) debe impulsar la creación y el exitoso desarrollo de las pymes y c) debe convertirse en realidad el tema de bajar la complejidad y lentitud de los trámites burocráticos.
Una de las mejores formas de comenzar a solucionar un problema cuyas causas son múltiples, es actuar sobre aquellas en las que no solo hay consenso de que lo son, sino que hay acuerdo en cómo minimizarlas.
Ese poner en camino acertado algunos de los aspectos que causan el gran problema (en este caso el desempleo), suele generar un movimiento que termina convirtiendo el círculo vicioso en uno virtuoso.
Lo importante es pasar de las reflexiones y estudios a las acciones de manera atinada y eficiente.
Esto es posible hacerlo en este momento en nuestro país, pero para ello deben deponerse los intereses político - partidistas de carácter mezquino y poco inteligente para dar paso a una nueva actitud.
Se necesita a mucha gente estrenando nueva conciencia y actitud.
Miles de costarricenses están esperando sumarse a una corriente como esa que podría producir, no un milagro, sino un buen inicio para sacar al país del estancamiento que ha venido sufriendo.
Ese estancamiento, producto de dirección y acción equivocadas y de choques políticos estériles, no ha traído más que desventajas a todas las esferas de la sociedad y, desde luego, al sector productivo que desea trabajar con fuerte impulso.
Hoy lo que nos hace falta es desgastarnos menos en entrar en conflictos y emplear más la energía y el tiempo disponible para producir, crear riqueza y distribuirla mejor. Esto favorece una mayor capacidad de consumo y con ello un crecimiento de la economía.
 

Ver comentarios